Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Gardel, un adelantado a su época

"Fue la sonrisa rioplatense al mundo, cuando Argentina creía seriamente estar destinada por absoluto derecho natural a ser centro del mundo", dice el autor sobre el artista más votado en la encuesta de El Cronista.

Gardel, un adelantado a su época

Inmigrante, cosmopolita, ecléctico. Quien es considerado el mejor artista argentino de estos 200 años de maravilla y espanto no nació ni murió en el país. Todo en su vida está cubierto de misterios, de rumores. Así es como se construye un mito: con medios secretos, con medias verdades. Carlos Gardel es un cantante que ha traspasado el siglo y aunque a rigor de verdad sus grabaciones apenas se escuchen en el tercer milenio, casi no hay argentino que no pueda tararear sus grandes composiciones, en especial las escritas a dúo con Alfredo Le Pera: El día que me quieras, Sus ojos se cerraron, Volver son parte del patrimonio nacional intangible, unas Cataratas del Iguazú o un Glaciar Perito Moreno hechos música. Riqueza argentina para el mundo. Sin embargo, en la nomenclatura argentina, casi no existen calles ni accidentes naturales que recuerden su nombre. Las placas y las estatuas siguen siendo para generales y políticos. Río de Janeiro le dedicó su aeropuerto a Tom Jobim y Mar del Plata a Astor Piazzolla. Gardel, en cambio, no parece merecer ese honor. En 1936 una comisión propuso que la Avenida Corrientes lleve su nombre pero la idea no prosperó al comprobarse que tenía antecedentes por defraudación y estafa: algunas detenciones juveniles por fuga del hogar y otras menores por llevar adelante "el cuento del tío" lo borraron para siempre de la posibilidad de que alguien sea citado alguna vez en "Gardel y 9 de julio".

Cantor de innumerables recursos, de exquisitez compositiva, de audacia artística, Gardel dejó de ser una persona para ser un adjetivo, un elogio, una estampita reluciente. Fue la sonrisa rioplatense al mundo, cuando Argentina creía seriamente estar destinada por absoluto derecho natural a ser centro del mundo.

Pero todo quedó en esa sonrisa, un puñado de películas en Francia y los Estados Unidos, en París y Nueva York y el sueño trunco que no pudo elevarse más allá de las montañas que rodeaban al aeropuerto de Medellín.

Gardel murió hace 81 años.

Que sea elegido el mejor, a 81 años de su muerte plantea un interrogante: ¿él estuvo más de 80 años adelantado a su época? ¿O nosotros no supimos evolucionar en todo este tiempo? Con mayores recursos técnicos y económicos, nadie ha podido destronarlo. Su muerte funciona como un símbolo más de una decadencia que no estaba anunciada pero que se cumplió con la furia de las maldiciones. ¿Lo mejor de nosotros ha muerto hace ya 81 años?

Y vuelvo al comienzo: inmigrante, cosmopolita, ecléctico reinando en un arte popular argentino encerrado en sí mismo y comiéndose la cola. Esas ansias por devorarse al mundo que en Gardel eran evidentes -y en ese sentido "Volver" puede funcionar hasta irónicamente- se fueron apagando en el peor provincianismo, el que se cree fundacional, que no se anima a salir al mundo a competir. Sólo el exilio que empujó a los artistas al extranjero y el trabajo de Soda Stéreo muchos años después volvió a abrir caminos fuera de Argentina. Y otra muerte trágica. Como si un sino patético envolviese quienes se animan más allá. Gardel nos sigue diciendo, con su sonrisa eterna: "No me lloren, crezcan".

 

Más notas de tu interés

Comentarios6
Eduardo Irigoyen García
Eduardo Irigoyen García 10/07/2016 07:50:53

Más allá de la polémica sobre el lugar de nacimiento, la Terminal de Ómnibus de Tacuarembó se llama Carlos Gardel.

Carlos Gustavo Rios
Carlos Gustavo Rios 09/07/2016 06:20:30

4) Atentamente Carlos Ríos Historiador de tango www.lahistoriadeltango.blogspot.com

Carlos Gustavo Rios
Carlos Gustavo Rios 09/07/2016 06:19:49

3) Para que usted esté debidamente informado sobre el tema, le recomiendo la lectura de este artículo de mi prestigiosa colega Ana Turón: http://ana-turon.blogspot.com.ar/2012/11/el-morocho-del-abasto-vs-el-pibe-chorro.html

Carlos Gustavo Rios
Carlos Gustavo Rios 09/07/2016 06:18:58

2) Esto le ha ocurrido a usted al suponer que es verdad que el cantor practicaba "el cuento del tío". Escribir sobre Gardel no es para cualquiera.

Carlos Gustavo Rios
Carlos Gustavo Rios 09/07/2016 06:17:40

Sr. Bazán: 1) La vida de Carlos Gardel ha sido sumamente compleja y requiere estudios profundos. Caso contrario, se corre el riesgo de tomar por ciertas leyendas urbanas que nada tienen que ver con la realidad.

Juan Carlos Dolce
Juan Carlos Dolce 07/07/2016 03:38:10

GENIO TOTAL. PINTA, VOZ Y LO QUE VENGA. INCOMPARABLE.