GESTIÓN DEL GOBIERNO PARA ESTIRAR LOS PLAZOS DE PAGO DE $ 440 MILLONES

YPF aceptó financiar el combustible para que Aerolíneas pueda volar

Mientras la competencia paga al contado, Aerolíneas logró crédito hasta fin de mes. Reclama aumento de tarifas en vuelos de cabotaje para mejorar los ingresos

El combustible, que es el mayor costo en cualquier empresa aerocomercial y todas pagan de contado, será abonado por Aerolíneas Argentinas a 15 ó 20 días de su carga en los aviones. Este acuerdo realizado con YPF, que permaneció en secreto hasta ahora, le permitirá a la aerolínea de bandera mejorar sus finanzas de corto plazo. Durante marzo tendrá menos dificultades para pagar los sueldos del mes anterior; a diferencia de principios de febrero, cuando el Estado debió girarle $ 25 millones –en conceptos de subsidios– para cumplir con sus 9.200 trabajadores.

La generosidad de YPF, que no es habitual en esta ni en otras compañías petroleras, se debió a que “el Gobierno nos dio una mano , según admiten en la empresa controlada por el Grupo Marsans. La administración cristinista busca evitar, a toda costa, que los accionistas españoles abandonen Aerolíneas. En esta causa, también aportó su granito de arena Aeropuertos Argentina 2000, elástica en el cobro de las tasas de aeropuerto que le corresponden a la empresa aerocomercial, por ejemplo en concepto de estacionamiento de aviones. Y también –aunque de modo involuntario– la ANSeS, el Pami y distintas obras sociales, que no perciben de Aerolíneas los descuentos que le realiza a sus trabajadores desde hace tres meses. Los más enojados con esta situación son los afiliados a la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), porque pactaron con la compañía un descuento adicional del 3% en sus haberes para reforzar su obra social, pero nunca fueron acreditados en la misma.

Mientras comenzaba a crecer el fantasma del no pago de sueldos, la financiación que ofrece YPF por el JP1 (así se llama el combustible para aviones) resulta de gran alivio financiero. Porque Aerolíneas gasta alrededor de $ 4,7 millones diarios en este insumo, en consecuencia un diferimiento en el pago de 20 días equivale a más de $ 440 millones, casi los sueldos que paga la empresa en todo un año. De todas formas, en Aerolíneas admiten que esto sirve para ganar tiempo, “aunque no se trata de una solución de fondo . La misma sería –de acuerdo a la misma fuente– “el aumento de tarifas que nos prometieron para el 1´ de enero y aún seguimos esperando . Otra medida reclamada no sólo por esta empresa, sino en todo el sector, es la desgravación del IVA para combustible, que permitiría un ahorro cercano al 10% en los costos de cada aerolínea.

La empresa que tiene casi 90% del mercado de cabotaje, en tanto, soluciona sus problemas de caja y operación día a día. Ayer, durante cuatro horas hubo reuniones en Bouchard al 500 –donde está la sede de Aerolíneas– para asignar piloto y copiloto a cada vuelo de hoy. Cuando parecía que no llegaban a cubrirse todos los servicios, cerca de las 20 se completó la lista con profesionales que no estaban obligados a volar pero eligieron hacerlo. El último jueves se llegaron a suspender tres vuelos internacionales, pero un pedido del Gobierno para que APLA muestre buena voluntad destrabó el conflicto en horas. Hasta los combativos técnicos de APTA bajaron su conflictividad durante las últimas semanas, evidenciando la situación límite que vive la empresa.