Lunes  14 de Enero de 2008

“Y siguieron trabajando por siempre felices”

¿Cuál es la gran novela ambientada en el lugar de trabajo? Para la mayor parte de la gente, el trabajo consume entre un tercio y la mitad del tiempo que pasan despiertos. Además, ése es el ambiente en el que construimos imperios, formamos alianzas, comenzamos disputas, superamos a nuestros rivales y nos enamoramos. Sin embargo, esta parte crucial de las actividades humanas raramente está representada en la literatura.

Howard Davies, director de la London School of Economics y presidente del jurado del premio Man Booker, se lamentó recientemente de que en su mayoría “nuestros novelistas están más preocupados por lo que ocurre en la vida después de las horas de trabajo y por debajo de la cintura”. Pero esto no implica que no haya novelas relacionadas con el lugar de trabajo.

Si uno lo medita bien, puede aportar una docena de ejemplos. Douglas Coupland ha escrito Microserfs y JPod, que encaran los mundos del software y de las firmas que desarrollan videojuegos. El libro Then We Came to the End, de Joshua Ferris, sobre la muerte de una agencia publicitaria dependiente de una compañía puntocom, fue alabado por la crítica. Joseph Heller escribió Something Happened sobre la vida laboral y hogareña de un Hombre Corporativo; y hay novelas como Slab Rat (de Ted Heller, hijo de Joseph) y Devil Wears Prada (El diablo vista a la moda), ambientadas en el mundo febril de la edición de revistas.

Pero, comparado con prácticamente cualquier otro género –policial, romance, ciencia ficción– la cantidad de novelas con fondo laboral es mínima. ¿Por qué? La respuesta obvia es que las novelas son una búsqueda de escapismo y es difícil encontrar una razón para que alguien quiera leer sobre esa rutinaria parte de su vida que, si se ganara la lotería, abandonaría inmediatamente... Sin embargo, Joseph Finder, el autor estadounidense de Paranoia, una novela sobre el espionaje corporativo, señala que el argumento de que la vida de trabajo carece de emoción no se sostiene. “En la oficina hay puñaladas por la espalda, ambición, éxito y romance”, sostuvo Finder.

Larry Finlay, director gerente de la editorial Transworld, sugiere que es posible que los escritores sientan que el lugar de trabajo tiene demasiadas restricciones: “Sé que puede ser un ambiente propicio para las relaciones humanas, pero es limitado si se lo compara, por ejemplo, con la vida familiar, que abarca cualquier ámbito”. Además, Finlay sugirió que ubicar una novela en un sector específico puede limitar el número de lectores: la familia es universal, a diferencia de las editoriales de revistas y las empresas de tecnología de la información.

Matt Beaumont, autor de E: A Novel, una sátira escrita en forma de mails y basada en la vida en una agencia publicitaria, cree que los escritores no deben darle importancia a esos argumentos; para él, lo que hace que la vida en el lugar de trabajo sea divertida es el territorio común. “En las oficinas, la comedia nace del tedio y la trivialidad. Creo que la política de las oficinas es universal”, opinó Beaumont.

Finder sospecha que todo puede deberse a que “se da por sentado que nuestras auténticas personalidades habitan espacios domésticos y lo importante es nuestra vida privada”. “El mundo semi-público del trabajo sería superficial”, agrega. Pero mucha gente se realiza a través de su trabajo y, aunque lo odien, de todos modos suele obsesionarlos. “Estoy convencido de que muchas personas, especialmente los hombres, invierten la mayor parte de su energía emocional en el lugar de trabajo. Es una experiencia definitoria. Me resulta desconcertante que la ficción no encare todo esto”, señala Finder.

Cary Cooper, profesor de Psicología Organizacional en la Escuela de Administración de Empresas de la Universidad de Lancaster, opinó que los escritores pierden una oportunidad si piensan que ambientar una novela en una oficina es aburrido. “El nivel de presión en el trabajo es increíble. El estrés es el principal motivo de ausencia”, comentó.

Otra razón para que el ámbito laboral esté excluido de la ficción es que la gente tiende a escribir libros –especialmente el primero– sobre lo que conocen y pocos novelistas han trabajado 15 años en compañías de primer nivel. Pero esta excusa no es convincente. Son muchos los escritores que hacen un enorme trabajo de investigación y abundan los escritores de novelas policiales, por ejemplo, que no son ex policías o médicos forenses.

Traducción: Graciela Rey

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000079,750085,7500
DÓLAR BLUE-1,2500154,0000158,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,2276-150,6419
EURO0,384696,277496,2974
REAL1,119815,176715,1800
BITCOIN-0,911018.975,940018.986,3000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,553534,0625
C.MONEY PRIV 1RA 1D-5,882432,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-5,369135,2500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000095,0095,00
CUPÓN PBI EN PESOS1,19051,701,68
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,027054.135,7700
BOVESPA0,3200109.786,3000
DOW JONES-0,580030.046,2400
S&P 500 INDEX-0,15843.635,4100
NASDAQ0,470012.037,3260
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,5876435,1374437,7095
TRIGO CHICAGO-3,9264215,7774224,5959
MAIZ CHICAGO-1,3506165,3477167,6114
SOJA ROSARIO0,00000,00000,0000
PETROLEO BRENT1,943248,790047,8600
PETROLEO WTI2,048545,830044,9100
ORO-0,05541.803,80001.804,8000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology