EN FEBRERO, LAS REBAJAS PUEDEN LLEGAR A 25% FRENTE A ENERO

Veranear en la Costa será en marzo un 50% más barato

Mientras que el traslado hasta la playa cuesta lo mismo (pasajes en micros, combustible y peajes se mantienen), el gasto en alojamiento marca la diferencia

Soportar el cansancio de todo el año un poco más y el calor agobiante en la ciudad durante enero y febrero tiene su premio. Quienes optaron por veranear en marzo no sólo gozarán de mayor exclusividad en las playas. También, podrán descansar el mismo tiempo que en enero pero gastando hasta un 50% menos.

Las rebajas en marzo se verifican, sobre todo, en alojamiento. Por caso, el precio de pasar una noche en un cuatro estrellas de Pinamar baja un 38%, de $ 500 en enero a $ 310 en marzo.

La rebaja es incluso mayor en el caso de los tres estrellas de la misma ciudad balnearia. Según el hotel, los precios oscilan de

$ 350 o $ 390 la noche en enero a $ 200 o $ 164 en marzo, es decir, de 43% a 57% menos. En ambas categorías, hospedarse durante febrero puede costar exactamente lo mismo que en enero o hasta 25% menos.

Aunque con opciones más económicas, se verifican diferencias similares en Mar del Plata. La noche en un tres estrellas baja entre 36% y 48%: desde

$ 180 o $ 260 –según el establecimiento– a $ 115 y $ 135. En tanto, puede conseguirse una habitación doble en un cuatro estrellas en $ 270 que el mes pasado costaba $ 449.

Pasar el día en la playa con la comodidad de una carpa será también más económico: de los $ 1.700 a $ 2.600 de enero baja a $ 1.000 a $ 1.500 en Pinamar.

Claro que no todos los valores se reducen tanto. Comer afuera puede salir 20% menos que en enero, porque hay menor demanda. Pero llegar en auto o micro al balneario cuesta lo mismo: unos $ 220 en combustible entre ida y vuelta, más los peajes de por medio, que suman otros $ 30. Y de $ 110 a $ 120 en micro, igual que durante toda la temporada.

Si bien la Costa Atlántica no vivió un enero récord en número de turistas, aseguran que esta temporada sí será mejor que la anterior. Según funcionarios de turismo bonaerenses, creció mucho el arribo de visitantes en diciembre y febrero, y se prevé algo similar en marzo. Todo parece indicar que más gente buscó evitar playas repletas o decidió no pagar de más eligiendo otro mes de veraneo.

Noticias del día