LA CRISIS QUE SE AVECINA ES PEOR QUE LA DE ESTADOS UNIDOS

Una bomba fiscal está por explotar en Europa

Una población en proceso de envejecimiento, el elevado desempleo y los enormes pasivos de pensiones sin respaldo presagian tiempos difíciles para los europeos

Alemania y Francia, las dos economías más grandes del euro, recibieron la semana pasada más tiempo para reducir sus déficit presupuestarios a fin de cumplir con el Pacto de Crecimiento y Estabilidad, una de las bases de la unión monetaria.

Los países más pequeños no estuvieron contentos: ministros de España, Finlandia, Austria y Países Bajos votaron en contra de darle a Alemania y Francia un aplazamiento de la ejecución por haber superado el 3% del PIB. El Banco Central Europeo se molestó, y la Comisión Europea más. Los economistas escribieron el epitafio del marco de política fiscal de Europa.

Y con respecto al euro, sufrió un caso menor de dispepsia que duró 24 horas antes de regresar a disfrutar con el debilitamiento del dólar. Después de todo, Estados Unidos es el que tiene el problema fiscal realmente malo.

Pero muchos analistas no piensan lo mismo. “Una bomba de tiempo de pensiones está amenazando la integración europea , dice José Pinera, fundador y presidente de International Center for Pension Reform.

La población europea, en proceso de envejecimiento, el elevado desempleo estructural, los enormes pasivos de pensiones sin respaldo y los generosos estados benefactores, hacen que su crisis fiscal en ciernes sea peor que la de Estados Unidos, según economistas que usan los pasivos futuros de los gobiernos para calcular el déficit fiscal.

“La historia sugiere que problemas fiscales asimétricos hacen rápidamente que las uniones monetarias entre estados fiscalmente independientes se disuelvan , dice Pinera.

Pellizcar el sistema actual –incrementos fiscales modestos aquí, pequeñas reducciones de beneficios allá– no funcionará. Sólo una reforma estructural resolverá la crisis de pensiones de Europa.



Seguridad social

Estados Unidos enfrenta una crisis también, ahora que los de la generación de la posguerra se están alistando para jubilarse y los dos programas de seguridad social más grandes, Social Security y Medicare, amenazan con consumir todo el presupuesto federal.

Algunos economistas están abogando por una contabilización generacional como una mejor medición del déficit fiscal de un país.

La contabilización generacional calcula el valor presente de todas las obligaciones futuras y actuales de un gobierno y los compensa con ingresos fiscales actuales y esperados a fin de medir las “cargas fiscales que confrontan las generaciones actuales y futuras bajo la política existente , dice Laurence Kotlikoff, profesor de economía de la Universidad de Boston.

Si la debilidad actual del dólar es por la falta de disciplina presupuestaria, ¿qué debemos decir sobre el predicamento de Europa?

“Para el 2025 casi un tercio de la población europea calificará para beneficios de jubilación‘, dice Pinera.

Drásticos incrementos en el impuesto a las nóminas o recortes en los beneficios se requerirían tan solo para que el sistema de pensiones siga funcionando. A la larga las limitaciones llevarían a una “guerra generacional, en el que las personas jóvenes resentirían los impuestos a las nóminas más elevados y la confiscación de sus ahorros‘, dice Pinera.



Más de Impresa General