Un republicano le pone límites al Pentágono

A John Warner, el republicano de Virginia que encabeza el comité de servicios armados del Senado, se lo conoce como “El Terrateniente

Puede combinar algunos de los atributos más agradables de un señor hacendado y de un estadista –una chacra en el corazón de Virginia, opiniones políticas moderadas y sus 25 años en el Congreso de Estados Unidos– pero en los últimos meses El Terrateniente también actuó como un enojado propietario frente sus molestos arrendatarios.

Después de topetear a Donald Rumsfeld, el secretario de Defensa, a Paul Wolfowitz, vice de Rumsfeld, y a Duncan Hunter, el colega de Warner en la Cámara de Representantes, se convirtió en una de las pocas espinas republicanas clavadas en el Pentágono.

Por ejemplo, el senador se opuso a un polémico plan de la fuerza aérea para alquilar 100 aviones cisterna Boeing 767, pese a los repetidos intentos de Wolfowitz para que se apruebe. El contrato que se proponía, “circunvalaba el proceso presupuestario y nosotros no nos manejamos así, afirmó.

Gracias a sus opiniones independientes, Warner fue reelecto el año pasado para su quinto mandato como senador de Virginia con 84% de los votos.



Más de Impresa General