EL GOBIERNO ITALIANO SE OPONE A UN DESMEMBRAMIENTO DEL GIGANTE L CTEO

Un grupo turinés, tras Parmalat

La compañía láctea Centrale del Latte di Torino, de la ciudad de Turín, oficializó ayer su interés en adquirir activos del gigante de alimentos Parmalat, sumido en un gigantesco escándalo financiero por desvío de fondos.

Representantes del grupo turinés sostuvieron en un comunicado que la negociación se analiza junto a ejecutivos de Parmalat, con la intención de “reforzar a Centrale del Latte di Torino en su actividad interregional .

Sin embargo, el anuncio le costó a esta empresa que sus acciones en la Bolsa de Milán fueran suspendidas, al perder más del 36 por ciento.

A esta versión de compra, el ministro de Agricultura italiano, Gianni Alemanno, contestó que se oponía a un desmembramiento de la multinacional y a su venta a manos de competidores extranjeros, pero admitió que podrían realizarse algunas cesiones a empresas lácteas.

El escándalo de Parmalat seguía presionando ayer las acciones de los bancos italianos, por la preocupación sobre los créditos que concedieron a la compañía láctea y por los acuerdos que hicieron en el pasado con altos ejecutivos del grupo. De hecho, los fiscales tenían en la mira a Capitalia (ex Banca di Roma), cuyo directorio incluyó hace unos años a Calisto Tanzi, fundador y presidente de Parmalat. El ejecutivo acusó al número uno de Capitalia, Cesare Geronzi, de “obligarlo a comprar dos sociedades a precios “excesivos .



En prisión

Tanzi es una de las nueve personas arrestadas por el caso, al que los reguladores estadounidenses califican como uno de los mayores escándalos de fraude corporativo del mundo. Según los fiscales, Parmalat podría tener un faltante contable de más de 10.000 millones de euros (u$s 12.830 millones).

Por otra parte, el consorcio Tetra-Pak, coloso mundial del envasado de alimentos líquidos, abrió una investigación interna para esclarecer las versiones difundidas en Italia que sugieren que la empresa ayudó a Tanzi a evadir impuestos mediante el depósito de unos u$s 90 millones de dólares en cuentas bancarias en el exterior.