EL ACUERDO CONTEMPLA ALZAS DE HASTA 25%. FALTA QUE LA PRODUCCIÓN LO AVALE

Transportistas y cerealeros reflotan aumento de tarifa que frenó Cristina

Tras el desaire de la Presidenta al alza tarifaria, el sector privado acordó poner en marcha el aumento. Esperan visto bueno de productores y el gobierno bonaerense

Luego de que la semana pasada el gobierno nacional autorizara y dejara sin efecto, en menos de 48 horas, un incremento de 24% promedio en las tarifas para el transporte de cereales y oleaginosas, los propietarios de camiones y los acopiadores acordaron ayer fijar una banda de precios de referencia, de cara a la inminente cosecha gruesa.

El convenio llegó durante una reunión que mantuvieron los directivos del Centro de Acopiadores de Cereales y la Confederación de Transportistas de Carga (CATAC), que discutieron aspectos relacionados con el transporte y acopio de granos en la provincia de Buenos Aires. La banda de valores referenciales fijados oscila entre 18% y 25% de incremento, de acuerdo con el kilometraje recorrido por los transportes para llevar los granos a destino, en especial a los puertos exportadores. El convenio regirá sólo para territorio bonaerense y sólo una vez que sea avalado por los productores primarios y luego homologado por las autoridades de Transporte de la provincia de Buenos Aires.

Así lo explicaron a El Cronista voceros de los acopiadores de cereales, que destacaron que el acuerdo abre, además, por primera vez, la posibilidad que dadores de carga y transportistas fijen tarifas diferenciales según las características particulares de las zonas productivas. “Se trata de buscar mecanismos para que los cuadros tarifarios puedan amoldarse a las distintas realidades regionales , indicó uno de los participantes de la reunión entre privados.

Mañana habrá otro encuentro entre acopiadores, transportistas y dirigentes de las distintas entidades rurales con representación en la provincia, en la que se prevé se firmará el convenio definitivo. Luego, el entendimiento será elevado a la Dirección de Transporte bonaerense, que comanda Norberto Ramella, que debe homologar el cuadro tarifario para que entre en vigencia.

En ese sentido, Rubén Agugliaro, de CATAC, manifestó que persistían diferencias de centavos para la nueva tarifa de más de 300 kilómetros, aunque manifestó su confianza en que la distancia se resuelva hoy mismo. Es que el esquema tarifario de referencia bonaerense, estipula subas de 25% para el transporte de hasta 300 kilómetros –que en la práctica son los mayoritarios–. Así por cada tonelada transportada de cereal u oleaginosa, se pasará de pagar los actuales $ 64 a $ 80. En tanto, para viajes de más de 300 kilómetros, el alza porcentual será menor, de un 18% promedio, hasta $ 100, algo que no satisface del todo a los transportistas.

Durante el encuentro entre privados de ayer, se consensuó también poner en marcha una comisión de seguimiento de la actividad, conformada por transportistas, acopiadores y productores. En ese marco, se analizarán proyectos para centros de acopio en el interior provincial, relevamiento en distintas localidades del acatamiento al cuadro tarifario y de necesidades puntuales sobre oferta y demanda de camiones.

El entendimiento entre dadores de carga y transportistas se produjo días después de que, como anticipó este diario el viernes pasado, la Presidenta ordenó frenar el aumento tarifario, autorizado el 24 de enero por la Secretaría de Transporte. Tras esa decisión, las cámaras transportistas amenazaron con un lock-out, que de momento quedó sin efecto.

La pretensión de los transportistas hasta fue considerada como inevitable por los productores primarios, sobre todo por el alza de hasta 45% que tuvieron las cotizaciones de los granos en los últimos tres meses.

La mejora en las tarifas también permitirá a las cámaras transportistas financiar el alza salarial que el sindicato que lidera Hugo Moyano buscará en las próximas paritarias sectoriales.

Noticias del día