LA DEMANDA CONTRA EL PA S ES DE U$S 1.000 MILLONES

Total Austral también reclama ante el Ciadi

A pesar de que planea reactivar la segunda etapa de un proyecto de inversión en producción de gas por 400 millones de dólares en Tierra del Fuego, Total Austral, la filial de hidrocarburos de la petrolera francesa Total, inició una demanda contra la Argentina ante el Comité Internacional de Arreglos sobre Diferencias en Inversiones (Ciadi) por casi u$s 1.000 millones.

El reclamo se debe al congelamiento y la pesificación de las tarifas y precios de la energía, tanto en gas como en electricidad, establecida por la ley de Emergencia Económica, y se fundamenta en las inversiones millonarias que la petrolera realizó en el país durante la época de la Convertibilidad. Entre ellas, figuran la adquisición del 19,2% del capital accionario de TGN; el 56,5% del consorcio GasAndes y el 32% de Transportadora de Gas del Mercosur, empresas que operan en el negocio de transporte de gas. También desde 2001 sumó el 41% de Hidro Neuquén (controlante de Piedra del guila) y el 41,3% de Central Puerto.

La presentación formal ante ese tribunal arbitral fue realizada por los abogados de la compañía en Washington. Pero hasta ayer no estaba inscripta en el listado de casos pendientes que el Ciadi tiene en Internet.

En agosto de 2002, Total ya había anunciado la apertura de un período de negociaciones amistosas con el Gobierno argentino, para discutir los temas de la pesificación. Pero ante la falta de respuesta y tras 22 meses de espera, el grupo optó por seguir el camino de Telecom, Telefónica y Aguas Argentina, entre otras. Hasta ahora, de las 63 demandas que aún debe resolver el Ciadi, 24 fueron presentadas por grandes corporaciones mundiales, la mayoría de ellas, accionistas de las empresas privatizadas.

Con la pesificación y el congelamiento del precio del gas en boca de pozo, Total había paralizado el proyecto de 400 millones de dólares para desarrollar el yacimiento gasífero Carina, ubicado mar afuera, a 80 kilómetros de las costas de Tierra del Fuego. El proyecto que comparte con sus socios del consorcio Cuenca Austral Marina, la alemana Wintershall Energía y la angloargentina Pan American Energy, fue desarrollado en su primera etapa. Pero hace unos días, la empresa señaló que iba a reflotar la segunda parte, que demandará u$s 200 millones.

Tal como adelantó El Cronista el 5 de noviembre, Yves Grosjean, director general de Total Austral, señaló que estaban en camino a empezar con la producción de gas en Carina y Aries para el invierno de 2005, y que negociaban con una compañía internacional para que radique en Tierra del Fuego una planta de metanol, que consumiría el fluido de la empresa. “Tenemos confianza en que el mercado del gas no puede seguir en el estado actual por mucho tiempo. Los precios algún día retomarán su realidad económica y permitirán repagar la inversión , agregó. Según el directivo, deberían garantizarse un precio para el gas de poco más de u$s 1 por millón de BTU, la unidad de comercialización, para retomar el proyecto. Antes de la devaluación, las productoras de gas cobraban ese valor. Pero ese precio, pesificado y congela-

do, hoy es de entre u$s 0,35 y u$s 0,40. Por eso, las petroleras frenaron las inversiones.



Noticias del día