Miércoles  30 de Enero de 2008

Todas las formas de aprovechar el boom de los precios agrícolas

Las tapas de los diarios no dejan de dar cuenta, con asombro, del irresistible camino al alza en varias materias primas agrícolas en las que la Argentina es líder a nivel mundial. Mientras la demanda asiática continúe firme, los precios parecen no encontrar su techo. Y también en este sector hay forma de que el pequeño inversor pueda aprovechar el excelente momento para los commodities. Desde la compra de índices hasta acciones, aquí un detallado informe sobre cómo acompañar las ganancias del campo.

El mundo de las inversiones vinculadas al sector agropecuario suele ser un terreno desconocido para la mayoría de los pequeños y medianos ahorristas. Esto resulta paradójico en un país como la Argentina, que históricamente se caracterizó por ser uno de los mayores exportadores de carne y granos del planeta.

El auge del precio de la soja y otros cultivos ha llevado a mucha gente a pensar en la posibilidad de diversificar sus carteras y buscar, en este rubro, mejores rendimientos para conseguir mayores retornos anuales.

De cualquier forma, antes de ingresar en este mundo es necesario compenetrarse un poco en el tema, especialmente en lo relacionado con lo que ocurre en la Argentina y en el mundo, ya que sus cotizaciones suelen ser muy volátiles y se ven afectadas por los procesos económicos globales y los efectos que puedan tener los fenómenos naturales sobre las cosechas.

Así, una sequía en uno de los principales países productores puede disparar sus precios, de la misma forma que lo puede hacer el anuncio de un aumento de compras de China para el próximo año. El mismo efecto podría ocurrir, pero a la inversa, si se produjera una recesión en los Estados Unidos o en algún otro estado que sea un gran consumidor de estas materias primas.

Por esta razón, aquellos que decidan invertir en el sector deben estar pendientes no sólo de las políticas nacionales con respecto al campo sino de lo que pueda ocurrir en las zonas donde se cosecha el tipo de grano en el que se colocó el dinero.

Rendimientos dispares

Si bien el campo tuvo un año positivo en lo relacionado a las cotizaciones de sus principales productos, no todos los granos tuvieron la misma suerte, por diferentes razones.

De esta forma, el trigo se convirtió en la gran estrella del sector el año pasado, ya que experimentó una suba del 43,59% en el Mercado a Término de Buenos Aires (MATBA), donde se negocian estas materias primas.

Dentro del terreno alcista, le siguió la soja, la gran estrella de las exportaciones agropecuarias argentinas de los últimos años, que ganó un 36,41%, en Buenos Aires, en 2007.

En cambio, el precio del maíz tuvo un comportamiento opuesto: cayó el 1,61% el año pasado y se convirtió en el único de los tres principales cultivos con rendimiento negativo.

Existen diversas formas de colocar su dinero en granos. La más directa es invertir en contratos a futuro de cada uno de los productos (soja, trigo y maíz).

De cualquier forma, éste es el método más difícil, debido a la complejidad de su operatoria cuando se trata de un inversor pequeño o mediano que carece de los conocimientos suficientes como para lanzarse a a utilizar estas herramientas.

Más allá de esto, hay otras alternativas disponibles que son mucho más simples para los ahorristas menos experimentados: los Exchange Traded Funds (ETF), los Exchanged Traded Note (ETN) y las acciones de empresas vinculadas con el sector.

Para operar con los ETF, ETN, acciones de firmas estadounidenses y papeles de compañías extranjeras que cotizan en los Estados Unidos -como los American Depositary Receipts (ADRs)-, sólo es necesario abrir una cuenta en un agente de bolsa en la Argentina y depositar al menos $ 10.000.

El costo de la transacción es 1% del total del negocio, al que hay que sumarle un gasto de mantenimiento que va desde los $ 6 hasta los $ 8 mensuales, según el operador. Sin embargo, carece de gastos de custodia.

No hay que olvidar que el dinero que se coloque en estos papeles se rige bajo la legislación argentina, ya que la cuenta está ubicada en el país. Sin embargo, lo que ocurra con los papeles adquiridos quedará bajo las normas de los Estados Unidos, ya que los valores permanecen en custodia en Nueva York.

Por otra parte, si uno opta por las compañías que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, los costos y los pasos a seguir son los mismos que para los casos anteriores. Lo único que varía es el monto mínimo para realizar una operación ( $ 1.000) y el tema de la jurisdicción, ya que todo se regirá mediante las leyes nacionales.

Siguiendo los índices

Dentro de las posibilidades que existen en el mercado para invertir en granos, está la opción de seguir el comportamiento de algunos índices que engloban estos productos. Los más utilizados son los Exchange Traded Fund (ETF) y los Exchanged Traded Note (ETN).

Los primeros buscan emular el rendimiento que tienen los principales índices, a través de la compra de activos similares a los que lo conforman. Este instrumento cotiza en bolsa de la misma forma que la acción de cualquier compañía y puede ser adquirida de igual manera que lo hace con los demás papeles.

En cambio, los ETN son un tipo de deuda a 30 años, creado por el Barclays Bank, que tiene su retorno ligado a la performance de un índice, al que se le restan los costos de gestión.

A su vez, no pagan cupones ni cuentan con protección del capital invertido como lo hace cualquier otro bono. Su forma de operatoria es exactamente la misma que la de los ETF, ya que cotizan en la bolsa y se pueden comprar y vender cuando uno quiera, sólo que tienen un vencimiento.

Dentro de los ETF, existen tres posibilidades en el mercado para invertir en granos: los que siguen sólo este sector, los que invierten en commodities que incluyen estos productos y los que cuentan con empresas vinculadas al agro dentro de sus carteras.

En la primera, se encuentra el PowerShares DB Agriculture Fund (DBA), que sigue el comportamiento del índice Deutsche Bank Liquid Commodity Index - Optimum Yield Agriculture Excess Return, compuesto por futuros de soja, maíz, trigo y azúcar. De esta forma, consiguió un rendimiento del 31,85% en 2007.

Otra posibilidad de invertir en granos es hacerlo a través de un ETF que englobe en su cartera a otros sectores dentro de las commodities, como la energía y distintos tipos de metales.

El PowerShares DB Commodity Index Tracking Fund (DBC) busca emular el comportamiento del Deutsche Bank Liquid Commodity Index - Optimum Yield Excess Return, compuesto por los seis futuros más negociados de materias primas en el mundo: petróleo para calefacción y crudo, oro, aluminio, maíz y trigo. Así, obtuvo un 32,61% de ganancias el año pasado.

Finalmente, está la posibilidad de adquirir un ETF que invierta en acciones de industrias vinculadas con los granos, como las compañías que elaboran alimentos y bebidas. Si bien esta es una alternativa para acercarse al sector, es la que lo hace en forma más indirecta ya que no siempre las cotizaciones de las empresas reflejan los movimientos que tienen los precios de las materias primas con las que trabajan.

Una opción en este terreno el PowerShares Dynamic Food & Beverages Portfolio (PBJ), que busca emular la performance que tiene el índice Dynamic Food & Beverage Intellidex. De esta forma, cuenta con papeles de firmas como Monsanto, Cambell Soup, Kellog, General Mills, Nunge, Corn Products International, entre otras. Su rendimiento fue del 3,49% en 2007.

Otra alternativa dentro de este ámbito es el Market Vectors Global Agribusiness (MOO) que busca seguir los pasos del DAXglobal Agribusiness Index, para lo que invierte al menos el 80% del total de sus activos en acciones de los Estados Unidos y del exterior, vinculadas al sector agrícola.

De esta forma, cuenta en su cartera con papeles de Bunge Ltd, Global NV, Deere Co, Komatsu Ltd, Monsanto Company, Potash, Saskatchew, Mosaic Company, Filmar y Yara International, entre otras. Su rendimiento fue del 39,44% desde que comenzó a cotizar, el 5 de setiembre, hasta el 31 de diciembre de 2007.

El mundo de los ETN

Las posibilidades que ofrece este instrumento en el mercado se pueden dividir en dos grupos: los que siguen sólo los productos agropecuarios y los que invierten en diferentes commodities, entre los que se encuentran los granos.

Dentro de la primera alterna tiva, hay tres opciones. Una de ellas es el Rogers International Commodity Index - Agriculture Total Return index (RJA) que busca emular el rendimiento del RICI- Agricultural Index y cuenta en su cartera con 20 futuros, entre los que se encuentran el maíz, trigo, algodón, soja, café, entre otros. Su rendimiento fue del 7,90% en los dos meses que llevaba cotizando hasta fines de 2007.

Otra opción es el iPath Dow Jones AIG Grains Total Return Sub-Index (JJG), que intenta seguir los pasos de ese indicador, que está conformado por contratos a futuro de soja, trigo y maíz. De esta forma, obtuvo una ganancias del 15,88% en los dos meses que llevaba cotizando hasta fines de diciembre.

Finalmente, se encuentra el iPath Dow Jones-AIG Agriculture Total Return Sub-Index (JJA), que busca emular lo realizado por este índice compuesto por los contratos a futuro de soja, trigo, maíz, algodón, aceite de soja, café y azúcar. Así, obtuvo un rendimiento del 13,07% en el mismo período que el anterior.

Una segunda opción son los ETN que invierten en un abanico más grande de commodities. De esta forma, incluyen sectores como la agricultura, la energía y los metales. Dentro de esta herramienta, existen dos alternativas posibles.

La primera es el Elements Rogers International Commodity - Total Return (RJI) que busca emular el rendimiento del índice RICI- Total Return y cuenta en su cartera con tres tipos de futuros: energía (petróleo WTI, crudo Brent, gas natural y gasolina, entre otros), agricultura (maíz, trigo, algodón, soja, café, etc.) y metales (aluminio, cobre, oro, zinc, entre otros). Su rendimiento fue del 6,42% en los dos meses que llevaba cotizando hasta fines de 2007.

La otra alternativa es el iPath Dow Jones-AIG Commodity Index Total Return (DJP), que busca seguir los pasos de este indicador, que está compuesto por contratos a futuro de petróleo, gas natural, soja, oro, aluminio, cobre, ganado en pie, trigo, maíz y gas. Su rendimiento fue del 18,95% el año pasado.

El mundo corporativo

Otra alternativa posible para invertir en la actividad agrícola es hacerlo a través de la compra de acciones de empresas estadounidenses y/o extranjeras vinculadas con este sector, que cotizan en la New York Stock Exchange (NYSE). Si bien esta forma es más indirecta, es una opción que suelen utilizar tanto los fondos de inversión como las personas físicas.

Antes de tomar la decisión, hay que tener en cuenta un par temas. Por un lado, los rendimientos de estas compañías no siempre reflejan las oscilaciones en los valores de las materias primas. Si bien suelen ser afectadas por las alzas y las bajas de sus cotizaciones, también sufren el impacto relacionado con las noticias inherentes a la firma (ganacias, pérdidas, reducción de personal, volumen y expectativas de ventas)

A su vez, hay que diferenciar los distintos tipos de acciones vinculadas al agro que existen en el mercado. Por un lado, están aquellos que se dedican a plantar y cosechar los granos. Si bien esta es la forma más directa de hacerlo, es la que tiene menos operaciones en el mercado, ya que suelen ser empresas pequeñas, o bien algunas generan las materias primas para luego manufacturar sus propios productos finales.

Por otra parte, están las firmas que se dedican específicamente al sector de alimentos, bebidas y hasta de biocombustibles. De cualquier forma, no siempre cuentan con su propios campos, por lo que deben adquirir los granos a distintos proveedores.

Finalmente, se encuentran las empresas que producen agroquímicos y otros elementos (tractores, cosechadoras) que sirven para ayudar en el proceso de crecimiento y cosecha.

Dentro de primer grupo se encuentra una compañía emblemática en el sector: Bunge Limited (BG). Esta firma está profundamente ligada a la agricultura, ya que su especialidad es la venta de granos y oleaginosas como el trigo, el maíz, la soja, el girasol y la canola, entre otros. A su vez, produce fertilizantes y otros elementos para el tratamiento de los campos. Sus acciones tuvieron un año de parabienes, ya que crecieron el 62,5% en 2007.

Por otra parte, se encuentra el sector de bebidas y alimentos, conformado por un amplio abanico de empresas. Una de ellas es Kellog Company (K) que fabrica desde barras de cereales y galletitas hasta snacks y comida vegetariana. Su rendimiento fue del 3,92% el año pasado.

Otra alternativa es la multinacional estadounidense PepsiCo (PEP) que produce desde snacks, como doritos, papas fritas y chizitos, hasta barras de cereral, granola, pretzels y galletitas. A esto hay que sumarle todas sus líneas de bebidas. Gracias a la inmensa variedad de marcas que cuenta en su cartera, su rendimiento fue del 21,02%.

Finalmente, entre las compañías que se dedican a los biocombustibles, se encuentran Aventine Renewable Energy Holdings (AVR), VeraSun Energy Corporation (VSE) y Pacific Ethanol Inc (PEIX). Las tres se dedican a la destilación de etanol para mezclarlo con la gasolina y toman como materia prima el maíz. Sus rendimientos fueron los más bajos del sector, ya que cayeron el 44,69%, el 19,02% y el 45,27%, respectivamente.

Dentro del grupo de las empresas que fabrican productos para ser utilizados en los campos, se encuentran algunas como Monsanto Company (MON) que provee distintos de semillas que van desde las de maíz, trigo, soja, canola y algodón hasta frutales y vegetales como tomate, pimienta, melón, cebolla y lechuza, entre otros. A su vez fabrica insecticidas y otros elementos para proteger las plantaciones.

De esta forma, se encuentra directamente vinculada a los negocios agrícolas. Por eso, se vio beneficiada por el buen momento que están viviendo este sector en todo el mundo. Así, sus acciones crecieron el 116,12% el año pasado.

Algo similar ocurrió con Deere & Company (DE). Esta firma cuenta con diversas unidades, aunque su especialidad es la fabricación y distribución de equipamientos para el campo, como tractores, cosechadoras, sistemas de riego que pueden ser utilizados tanto en forma profesional como en campos de golf y en casas. Su rendimiento fue del 99,23% en 2007.

Otro de los tantos ejemplos que existen en el sector es el de la canadiense Agrium Inc (AGU) que produce nutrientes y fertilizantes para las plantaciones para distribuirlos en los mercados de Norte y Sudamérica, donde opera tanto a nivel mayorista como minorista. El aumento de la demanda de sus clientes y el auge que está viviendo el sector agrícola llevó a que sus acciones crecieran el 122,32% el año pasado.

La oportunidad en la bolsa local

Para quienes prefieren invertir su dinero en acciones de empresas vinculadas con el agro en la Argentina, también existen varias alternativas. Por un lado, se pueden adquirir papeles de Molinos Rio de la Plata (MOLI), que se especializa en la fabricación, comercialización y distribución de productos alimenticios de consumo masivo que van desde aceites comestibles, alimentos congelados hasta pastas, pan rallado, harinas y yerba mate. A su vez, es el mayor exportador de aceite de girasol refinado y embotellado a nivel mundial. Su rendimiento fue del 153,61% en pesos en 2007.

En el mismo rubro, se encuentra Molinos Juan Semino (SEMI), que cuenta con 135 años de experiencia en la industria agrícola en el país y es el único productor de almidón y gluten de trigo en toda Sudamérica. A su vez, exporta granos y sus derivados a Brasil, Chile, Estados Unidos, Bolivia, Uruguay. Sus acciones ganaron 135,29% en pesos el año pasado.

Por otra parte, está Cresud (CRES), que es una de las firmas más importantes en el rubro agropecuario en la Argentina. Sus actividades van desde la plantación de trigo, maís, soja y girasol hasta la cría de ganado y la producción de leche. A su vez, se dedica al negocio de la compra, venta, alquiler y explotación de campos. El rendimiento de sus papeles fue del 17,13% en pesos en 2007.

Finalmente, otra alternativa es Agrometal (AGRO), una compañía que fabrica maquinaria agrícola de roturación y siembra. A su vez, se dedica a la innovación de equipamientos para el sector agropecuario. Sus acciones ganaron el 1,81% en pesos el año pasado.

Ariel Kuznetch

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000080,500086,5000
DÓLAR BLUE0,0000149,0000153,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,3914-147,8989
EURO0,272798,509398,5540
REAL-0,657315,527715,5361
BITCOIN1,631719.062,890019.077,7200
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000033,7500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-7,142932,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-6,535935,7500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000033,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-2,298985,0087,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,58821,711,70
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,164054.913,3500
BOVESPA0,2400111.399,9100
DOW JONES-0,180029.823,9200
S&P 500 INDEX-0,04563.662,4500
NASDAQ-0,260012.355,1060
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,6454424,2061426,9619
TRIGO CHICAGO2,2104212,3786207,7857
MAIZ CHICAGO1,0247164,9540163,2809
SOJA ROSARIO0,0000339,0000339,0000
PETROLEO BRENT1,834748,290047,4200
PETROLEO WTI1,750845,330044,5500
ORO0,59531.824,90001.814,1000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology