Técnicos mudos

Con el alejamiento de Federico Dorín a cargo de la Dirección de Cuentas de la Producción, Ocupación e Ingresos, el cargo quedó en manos de Susana Rosental, una técnica con trayectoria pero que prefiere estar al margen de la polémica intervención del Gobierno en el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El alejamiento de Dorín fue tomado esta semana como un nuevo síntoma de debilitamiento del cuerpo técnico histórico del Indec, ya que siendo profesor de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Dorín fue subdirector de Cuentas Nacionales por casi una década y estuvo a cargo de la elaboración del Producto Interno Bruto (PIB) cuando el titular del área, Fernando Cerro, tomó una larga licencia.

Dorín era conocido también por tener una posición crítica frente a los sucesos ocurridos en 2007 en el Indec, con las frecuentes intimidaciones a los empleados y el manipuleo de los números estadísticos para ponerlos al servicio del oficialismo.

Fuentes cercanas a la nueva funcionaria, sostuvieron que el puesto le fue ofrecido a Rosental por Hernán Brahim, conocido por los empleados del Indec como “el matón de Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior e interventor del Indec.

En tanto aseguran que Dorín dejó el cargo para trabajar en Chile, en la Comisión Económica para América Latina (Cepal). El titular del área, Fernando Cerro, no respondió los llamados de la prensa.