Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Soluciones renovables al alcance de la mano

La generación eléctrica a pequeña escala asoma como una alternativa para reemplazar el consumo habitual de luz y gas.

Los consumidores electrointensivos están evaluando proyectos de autoconsumo y energía distribuida, que les permitirían, a futuro, reducir sus gastos operativos. Los sinceramientos tarifarios, la avanzada de la RSE y el marketing medioambiental hacen lo suyo para subir la discusión a la agenda empresaria.
En la Argentina, la generación distribuida choca con un vacío legal. Pero hay avances en Salta (Ley 7.824), Mendoza (Ley 7.549) y Santa Fe (Resolución 442/13 de la Empresa Provincial de Energía). El subsecretario de Energías Renovables de esta última provincia, Damián Bleger, rescata que los contribuyentes ya están inyectando energía renovable al tendido eléctrico con sus propios paneles solares: el vecino puede conectarse a la red y volcar lo que no consume, y la provincia le paga $ 5,5 por kilovatio hora (kwh) generado. Así, el usuario amortiza en seis u ocho años la inversión en equipos.

Con foco en el sector privado

Para difundir los termotanques solares -reemplazan al gas-, en Santa Fe ofrecen tasas subsidiadas y créditos para instalar termotanques, biodigestores, secaderos solares, pequeños parques solares y aerogeneradores de baja escala. En tanto, muchas firmas ya ofrecen soluciones de autogeneración y desarrollan proyectos para grandes usuarios que deben adecuarse al 8% de consumo renovable marcado por la Ley 27.191 y que, desde una mirada de largo plazo, evalúan "salir" del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) y producir energía que les resulte más barata.
Hay ejemplos concretos, como los parkings fotovoltaicos, que generan energía mientras hacen sombra a los vehículos de la playa, y los paneles fotovoltaicos, conectados en terrazas y en paralelo con la red. Para estos casos, y para generar 4,8 MW hora/mes se requieren, hoy en día, unos u$s 130.000, según Alejando Zitzer, gerente Comercial de Aldar. "Hoy los costos y tarifas no son atractivos; por eso hay que tener una tarifa diferencial en escala descendente para desarrollar el mercado y bajar los costos del equipamiento", resume el ejecutivo de la firma.
Elbio Burguete, director de Gensolar, sabe de lo difícil que resulta bajar a resultados la inversión que estos sistemas requieren. "Con ciertos incentivos, la inversión se recupera en seis años, mientras que la vida útil de cada equipo supera los 30 años", puntualiza. Mucho depende de los beneficios que otorgue el Estado.

Ezequiel M. Chabay

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar