Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Siete claves para convertir una ciudad en una usina de emprendedores

Los gobiernos buscan crear las condiciones para el desarrollo. Claves para diagnosticar el estado de situación y actuar en consecuencia.

Siete claves para convertir una ciudad en una usina de emprendedores

Son el motor del crecimiento, del empleo, de la innovación y el desarrollo social; en la Argentina son el 14% de la población, según cifras privadas, aunque más por necesidad que por oportunidad; y son flexibles como pocos en el mundo al tener que navegar por la inestable coyuntura local. Se trata de los emprendedores, esa raza de empresarios en germen buscados y fomentados por su rol de cambio social.

En los últimos años, los gobiernos, universidades, líderes de opinión y hasta organizaciones de la sociedad civil pujan por ayudarlos a transitar el camino entre la idea y el negocio. Sin embargo, son muchos los desafíos que deben encararse para que éstos crezcan y se animen en localidades del interior, donde suele aparecen el interrogante: ¿Cómo transformar una ciudad en un caldo de cultivo para la aparición de emprendedores?

Con este preciso objetivo, el ministerio de Producción de la Nación, a cargo de Francisco Cabrera, lanzó en mayo el programa 'Ciudades para Emprender', que pretende, en cuatro años, capacitar a funcionarios y gestores de unas 300 ciudades de Argentina con entre 25.000 y 200.000 habitantes. La demanda es alta, asegura la coordinadora del programa, Donatela Orsi, "ya hay 110 ciudades pre-inscriptas en sólo un mes".

Sobre ese número, un comité seleccionará a las primeras 30 que "pasarán por un plan de trabajo del que participan los agentes emprendedores de la ciudad". El plan comienza por el análisis de siete variables, sobre las que, primero, se elabora un diagnóstico, y luego se comienza a optimizar para generar un ecosistema emprendedor. Pensar sobre ellos es el punto de partida para convertir una ciudad en una usina de emprendedores.

1 Políticas públicas
"Es el primer punto a analizar en la matriz diagnóstica y para trabajar en proponer un escenario. Podemos tener una infraestructura pobre, pero sí proponer programas especiales y un marco regulatorio, como beneficios fiscales", explica Orsi. Desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Silvia Torres Carbonell, fundadora del Centro de Entrepeneurship en el IAE y subsecretaria de Economía Creativas, explica que "el Estado tiene un rol de lo que se llaman las tres S (en inglés): estimular, sostener y ayudar. Hay que sacar las trabas que impiden este desarrollo emprendedor y mostrar lo que es posible. Ayudar no es subsidiar sino acompañar el proceso, generar las herramientas para este tramo. Y por último sostener para estar presente en el camino como articulador frente a la sociedad civil".

2 Desarrollo institucional
El desafío consiste aquí en identificar las organizaciones vinculadas al emprendedorismo que haya en territorio, como aceleradoras, incubadoras, espacios de coworking, Agencia de Desarrollo Productivo, ONGs, parques industriales, cámaras, universidades, escuelas técnicas y rurales, entre otros. También convocar a emprendedores referentes considerados exitosos en la ciudad y fomentar todo evento, concurso, rondas de negocios, redes y mesas de trabajo orientados al emprendedorismo, según se explicó en el lanzamiento del programa, el 17 de mayo pasado. La densidad de estas instituciones hará que quien ni siquiera sabía que podía ser emprendedor pueda empezar y una empresa local pueda exportar. "El ecosistema emprendedor funciona toda alrededor de ese camino, generando instituciones de apoyo a los emprendedores en cada una de las etapas del proyecto", completa Orsi.

3 Desarrollo productivo
La variable se enfoca en analizar los sectores económicos estratégicos de la ciudad en cuestión y relevar la cantidad de empresas según el sector. El emprendedurismo es una herramienta de desarrollo económico local y surge de ese mismo contexto. Conocerlo ayuda a potenciarlo y a hacerlo más productivo y diferenciador, completan desde la cartera productiva.

4 Financiamiento
Es un aspecto clave y explica parte de los fracasos de los emprendedores en la Argentina. En palabras de Torres Carbonell, en una entrevista reciente con Portal Empresa, de ACDE, "desde el año 2000 venimos viendo que en el país hay una enorme vocación emprendedora. Hay un caudal inagotable de creatividad y una aspiración creciente a convertirse en emprendedor. En general creen que tienen mucha capacidad y no los inmoviliza el miedo al fracaso, en contraposición a otros países; pero también es cierto que ellos no logran escalar y terminan desapareciendo". ¿Por qué? "Hay un lastre institucional: no consiguen buen fondeo crediticio, por ejemplo. Por eso desde el Estado es importante analizar qué es lo que obstaculiza y qué cosas se pueden cambiar para alentarlos y promocionarlos y termine impulsando desarrollo económico y social", completa.
Desde la secretaría de Emprendedores y Pyme de la Nación, a cargo de Mariano Mayer, prometen que habrá más herramientas de financiamiento para los emprendedores, tanto los que están en las primeras fases del negocio como los que quieren expandirse. La matriz del programa propone que haya programas provinciales y municipales y no sólo eso: "Los municipios deben tener en su agenda la posibilidad de fomentar la aparición de fondos semillas, aceleradoras o fondos ángeles, incluso dentro del empresariado local".

5 Capital humano emprendedor
En este punto, se invita a releva la existencia de programas de capacitación sobre el tema del emprendedorismo, así como los programas mentorías y tutorías, no sólo públicas sino también incubadoras, clubes emprendedores, universidades, empresas, agencias de desarrollo, entre otros.

6 Infraestructura
Más costosa y de largo plazo, municipios y gobiernos provinciales deben trabajar en mejorar y poner a disposición la infraestructura adecuada: ¿Hay Wi-Fi público? ¿hay redes de conexión a teléfono? ¿funcionan bien? ¿hay terminal de ómnibus? ¿acceden todos los correos? ¿es fácil vender mi mermelada al exterior desde la provincia? ¿hay espacios de trabajo colaborativo? ¿hay incubadoras? Esas son las preguntas que tiene que hacer la ciudad, detallan desde el ministerio. "Hay cuestiones básicas que el Estado tiene que ofrecer, lo mínimo para que un pequeño fabricante pueda subir su artículo en un sitio para venderlo online", añaden.

7 Factores socioeconómicos
Los emprendedores son agentes de cambio social, económico y ambiental que actúan en un contexto que los influye. Su actuación no será la misma en una ciudad con índices de pobreza altos, escasa escolaridad o baja tasa de población activa. Por eso, dice Orsi, no es posible pensar en diseñar un ecosistema emprendedor fuera de ese contexto: "En el punto de vista tradicional podemos decir que hay emprendedores que eligen el emprendimiento como una herramienta de subsistencia y otros que empiezan un negocio por oportunidad. Nuestro objetivo es que haya cada vez más emprendedores por oportunidad porque son los que generan mayor fuente de trabajo genuino, pero el contexto influye en cómo y por qué aparece la idea emprendedora", finaliza.

Más notas de tu interés

Comentarios1
demian baus
demian baus 10/06/2016 10:22:11

El tema es muy interesante, el orden de prelación de las politicas gubernamentales mas. 1. Costo del dinero y vuelta a un banco de desarrollo pyme 2. ser realista recursos y capacidades 3. join venture con empresas de adentro y afuera.