Se complica el operativo unidad de las CGT

La unificación de las CGT oficial y disidente ya encontró su primer escollo. Los rebeldes de Hugo Moyano proponen a Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), para ser a partir de marzo próximo el secretario general de la central obrera, pero los gremios de la calle Azopardo propondrían al titular adjunto del Smata, Manuel Pardo.

Aunque estaba prevista para mañana, se hará la semana próxima una nueva reunión de la Comisión de Unidad del Sindicalismo para ultimar los preparativos de un plenario para diciembre, que tendría que ser un paso previo a la unificación del año que viene.

Las dos CGT, la oficial y la disidente, perdieron poder de lobby a partir de la asunción del presidente Néstor Kirchner, quien tiene por norma no recibir a corporaciones, y sólo llegan a nivel de ministerios. Para fortalecer su capacidad de presión buscan llegar a la unidad en marzo o abril próximo, cuando finalice el mandato del actual secretario de la CGT oficial, Rodolfo Daer (alimentación), pero no les resulta fácil.

Para que todos los gremios tengan espacio para volcar sus opiniones antes de llegar al confederal de marzo, se realizará un plenario de secretarios generales el 11 y 12 de diciembre, según se decidió hace 15 días en el sindicato de los peones de taxis de Omar Viviani, donde se vienen realizando periódicas reuniones de las dos CGT en pos de la unificación.



Más de Impresa General