“Reabriremos el centro de Barracas

La empresa de centros de atención al cliente recuperó su entusiasmo por la Argentina: contrató a 718 empleados en los últimos cinco meses y busca sumar otros 400 para antes de fin de año. Además, volverá a abrir su unidad en la zona Sur de la Capital

Después de un 2002 en el que Atento, como muchas otras multinacionales, intentó reducir lo más posible su exposición en la Argentina, en los últimos meses la compañía empezó a dar un giro y renovó su entusiasmo por el mercado local. La empresa, controlada por el grupo Telefónica y dedicada a la tercerización de servicios de atención al cliente (contact centers), ya contrató a 718 personas en los últimos cinco meses –201 sólo en octubre– y prevé crear otros 400 empleos antes de fin de año. Para entonces, el total de su planta de trabajadores superará las 2.000 personas. Además, la filial local reabrirá próximamente su centro en el barrio de Barracas, con 200 posiciones instaladas –que proveen 400 empleos–, que había inaugurado en febrero de 2001 y clausurado en abril de 2002. Su contact center principal –en Atento no les gusta la palabra call center, porque también reciben y procesan e-mails y faxes– está en Martínez (Buenos Aires), y tienen otro en Mar del Plata.

Los ingresos de la compañía en la Argentina, que en 2001 había llegado a los 28,3 millones de euros, cayó un 65% a 9,7 millones de euros el año pasado (en pesos, el crecimiento fue del 5%). Para este año, la empresa espera mantener esa cifra.

Alberto Horcajo, español, que esta semana estuvo en Buenos Aires, es desde hace un año el presidente de Atento, la sexta empresa mundial en su especialidad.

–¿Las precauciones derivadas de la crisis ya quedaron atrás?

–Sí, las perspectivas son mejores. Hicimos un importante esfuerzo en la reducción de nuestra estructura, nos reorganizamos y pudimos salir adelante. Yo puedo no haber sabido leer algunos datos de la situación argentina, pero ahora estamos convencidos de todo lo que puede darnos el mercado local. Este último cuatrimestre, las ventas con respecto al año pasado se elevaron en dos dígitos. Por eso somos optimistas.

–¿Cuáles son las ventajas de la Argentina?

–Bueno, el país tiene muy buenos recursos humanos, con una fuerte formación de base, y tecnología y telecomunicaciones solventes. El problema sigue siendo la inseguridad jurídica, el cambio de normas. Especialmente con la legislación laboral, que para nosotros es clave, y ha variado mucho en el último año y medio.

–Para las demás empresas de contact centers del país, la exportación ha sido lo más importante desde 2002.

–Actualmente no estamos exportando, pero ya hemos realizado algunas cosas para España. El año de las exportaciones va a ser el próximo.

–¿En qué medida depende todavía Atento de Telefónica?

–Telefónica sigue siendo nuestro cliente principal, ya que aporta el 60% de los ingresos. Algunos han usado ese dato para criticarnos, pero por ejemplo Convergys, la líder mundial de contact centers, obtiene el 40% de su facturación de su principal cliente, que es AT&T.

–¿A quiénes definen como sus competidores en la Argentina?

–Estrictamente, preferimos decir que no tenemos competencia: brindamos una cartera de servicios integrada, que supera la oferta de otras empresas que pueden parecer similares.



Más de Impresa General