Racing siempre subsiste

Por Carlos Melconian, economista.

La historia de cómo me hice hincha de Racing es muy sencilla de contar: vengo de una familia enteramente racinguista. Fue un proceso natural, no recuerdo ningún elemento autoritario. Soy socio de toda la vida, aunque no recuerdo desde que edad: en esa época no se estilaba asociar a los hijos al nacer. Mi hijo, en cambio, sí es socio desde su nacimiento. Tengo muchísimos recuerdos de Racing. Sobre todo del primer partido que ví en la cancha. Fue un amistoso contra Atlético de Madrid, que ganamos con gol de Juan Carlos Oleniak. Inolvidable. Cuando me preguntan cómo hice para aguantar 35 años contesto que el hincha de Racing nunca padeció esa espera, fue sólo una circunstancia. El día de un racinguista siempre es igual: alentando, con fe, no es chamuyo. Racing siempre subsiste: lo han tratado de hundir, pero no han podido. En la política del club trato de no meterme, siempre he colaborado en forma desinteresada, con un grupo de socios entre los que estaban Ginés González García y Horacio Rodríguez Larreta. El gerenciamiento fue una extraordinaria salida en su momento, pero se ha desvirtuado: no puede ser que un gerenciador deba cuatro meses de sueldo. Hay que discutir la institucionalización y elegir un presidente que tenga las manos libres.

Noticias del día