ATENTADO EN ARABIA SAUDITA SACUDE A WASHINGTON

Problemas en Riad

Un atentado perpetrado el sábado en Arabia Saudita, que provocó 17 muertos y más de un centenar de heridos, volvió a poner a este país árabe, un aliado bajo estricta vigilancia en Washington, en el centro de las preocupaciones estadounidenses en materia de terrorismo.

El ataque atribuido a Al Qaeda, que lidera Osama Bin Laden, ocurrió cuando Estados Unidos se felicitaba de haber fortalecido su cooperación antiterrorista con el reino desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Washington, sin embargo, continúa manteniendo sus sospechas sobre ese país y está preocupado por su posible desestabilización.

El presidente George W. Bush aseguró ayer al príncipe heredero saudita Abdallá, que Estados Unidos apoya a su país frente al terrorismo.

“El presidente habló con el príncipe heredero y le transmitió sus condolencias al pueblo de Arabia Saudita , dijo un funcionario de la Casa Blanca.

El atentado del sábado fue perpetrado horas después de que EE.UU. cerrara su embajada y consulados en Arabia por alerta de ataques.

En tanto, el secretario de Naciones Unidas, Kofi Annan, se declaró “horrorizado por el atentado, informó un portavoz de la ONU.



Más de Impresa General