Prestigio

La Universidad Pompeu Fabra fue creada en 1990 por el Parlamento de Cataluña, para dotar a la ciudad de Barcelona de una universidad pública que estuviera a la altura de las mejores del mundo. Su nombre es un homenaje a Pompeu Fabra, un reconocido estudioso de la lengua catalana, quien la rescató y la puso al día.

Su claustro ha incorporado figuras muy relevantes del ámbito académico español e internacional. El presupuesto del año en curso llega a 70 millones de euros.



Más de Impresa General