Preocupa el diseño del nuevo Senado





La renovación de estilos y personas que proclama el Gobierno no se compadece con la nomenclatura del próximo Senado.

Por un lado, las apuestas electorales no dieron los réditos que se preveía; por el otro, no hubo forma racional de evitar que se postularan candidatos de imagen deteriorada, que sí ocuparán bancas a partir del 10 de diciembre. En dato es vital para una cámara que seguirá contando con una senadora clave, la primera dama, Cristina Fernández.

La alegría oficial por el alejamiento del catamarqueño Luis Barrionuevo es incompleta, dado el lógico ingreso de Ramón Saadi, político asociado a varios de los vicios de la política tradicional.

Una sensación similar deja la elección del tucumano Julio Miranda.

En las últimas horas se recorrió con lupa, en el alto mando kirchnerista, el listado de candidatos que aún apuestan a llegar al Senado. En especial, se intentará que no llegue a la Cámara Alta el procesado ex gobernador correntino Raúl Tato Romero Feris.

El gobernador de esa provincia, Ricardo Colombi, mantendrá hoy en Buenos Aires diversas reuniones en las que recordará la clara ventaja de su candidato a senador Fabián Ríos.



Más de Impresa General