Polémico

Ricardo Augusto Nissen, inspector General de Justicia desde hace dos meses, tiene una sólida reputación como experto en conflictos societarios, especialmente en la defensa de accionistas minoritarios en contra de los controlantes. El funcionario defendió, por ejemplo, a Marisa Escasany en el conflicto que la enfrentó con su hermano Eduardo, presidente del Grupo Financiero Galicia. El año pasado, Nissen se presentó a las elecciones para la presidencia del Colegio de Abogados porteño. Pero obtuvo apenas el 5% de los votos. Él se defiende de este resultado diciendo que fue porque decidió su candidatura a último momento.