LA LEY DE PESIFICACIÓN NO ALCANZÓ A ESTOS DESEMBOLSOS

Polémica por la devolución del depósito de los alquileres

La Asociación de Inquilinos dice que el depósito no es una deuda sino una caución y que debe devolverse en la moneda original. Abogados y brokers sostienen lo contrario

Los alquileres que fueron pactados durante el último año de la Convertibilidad comienzan a vencerse, y generan un amplio debate en el negocio inmobiliario sobre la forma en que debe reintegrarse el depósito en dólares que se dejó en garantía por ese contrato.

Sucede que estos desembolsos no fueron alcanzados por la ley 25.561 de Emergencia Económica, que pesificó los depósitos bancarios y deudas en moneda extranjera. Así, existen varios conflictos judiciales en curso realizados por inquilinos que, al término de un contrato, y tras haber pagado su alquiler pesificado, exigen la devolución de sus dólares.

Mientras la Asociación de Inquilinos defiende esta postura, la Cámara de Propietarios y especialistas inmobiliarios consultados aseguran que el reintegro debe hacerse pesificado uno a uno y reajustado por el CVS o CER, según sea una vivienda única y familiar o a un alquiler de tipo comercial, respectivamente.

En pesos

“Así como el locatario puede cancelar los alquileres pactados en dólares con pesos, por el principio de igualdad ante la ley el locador debe tener igual potestad de devolver también el depósito pesificado , señala el abogado Enrique Abatti, especializado en derecho inmobiliario. Su socio, Ival Rocca, agrega que sólo habría que reintegrar exactamente lo mismo si lo depositado hubiese sido “moneda extranjera en sobre cerrado o se identificó la numeración .

En cambio, para Enrique Wainfeld, presidente de la Asociación de Inquilinos, “la ley 25.561 pesificó deudas contraídas en moneda extrajera y el depósito de garantía de alquiler es una caución. Por eso, se debe devolver en dólares, pero una opción conciliadora es que se reintegre pesificado a 1,40 más el reajuste del CER , explica el dirigente.

Según Hugo Menella, presidente de la Cámara Inmobiliaria, el principal problema no se da entre los locatarios de una vivienda común, “que suelen aceptar el reintegro del depósito pesificado , sino entre empresas que alquilan oficinas. Por caso, una compañía de telecomunicaciones a la que se le venció el contrato de alquiler de un edificio en el microcentro, exigía que se le reintegrara el depósito de u$s 350.000 en la misma moneda. Según Abatti, que representó al propietario, se acordó la devolución pesificada uno a uno, más el reajuste del CER.

La Clave (Pág. 13)



Más de Impresa General