Martes  04 de Mayo de 2010

Pisos, techos y el aumento de la desigualdad entre trabajadores

Por Tomás Bulat

El debate sobre la distribución del ingreso es de casi de todos los días en la política Argentina. Según el Gobierno mejoró, al menos así lo publicó en un precario informe el Indec, mientras que la oposición dice que empeoró.

La Presidenta siempre dice que la participación de los asalariados ha crecido en estos años, acercándose al 50-50% del año 1974 que se tiene como “ideal”. No vamos a cuestionar que la medición salario/renta comparado a la distribución del ingreso no tiene mucho que ver (dado que un gerente de una multinacional es un asalariado y el dueño de un kiosco en Moreno es un capitalista) sino que nos vamos a concentrar en lo que sucede dentro de los salarios de los trabajadores.

Porque, como bien saben, de acuerdo con las estadísticas si yo como dos pollos y ud, lector, ninguno, en promedio comimos un pollo cada uno.

Negociar libremente

Una de las tantas marcas que deja el Ministerio de Trabajo es la recuperación de las negociaciones colectivas de trabajo en Argentina. Es una convicción del Ministro Tomada y lo ha hecho consecuentemente. Esto se puede ver en la cantidad de convenios colectivos celebrados en los últimos años.

Como se puede ver el crecimiento de convenios homologados es muy fuerte y por lo tanto llega el momento de evaluar las ventajas y desventajas de un modelo de negociación salarial, “sin pisos y sin techos”.

La idea detrás de las convenciones colectivas, se basa en que la situación económica de cada sector económico es distinta, los márgenes de negociaciones salariales y de condiciones laborales son diferentes. Si a un sector económico le va bien, los trabajadores pueden pedir y conseguir más salario. Pero si el sector no pasa un buen momento, es al revés, los trabajadores piden más, pero consiguen menos.

De hecho se va formando una diferencia salarial a favor de los sectores más dinámicos y, por lo tanto, los trabajadores prefieren trabajar allí y así se va llevando las negociaciones salariales acorde a los cambios económicos.

Por lo tanto la diferenciación salarial está en la esencia de la negociación colectiva. Pero la economía no es lo único que juega aquí. Hay otros dos factores:

el primero es el peso del poder sindical y de concentración empresarial que tenga el sector

el segundo el grado de intervención del gobierno en cada sector productivo.

Salario y economía

Hemos hecho un cruce entre el crecimiento trimestral de cada sector con la variación salarial de cada sector, esperando encontrar una fuerte correlación positiva. Es decir si el sector crece más fuerte, su crecimiento salarial también lo será. Cuando se cruza esa información, es decir crecimiento sectorial y variación salarial, da una relación muy débil. Esto quiere decir que la economía no lo explica todo, sino evidentemente las otras dos opciones tienen su peso.

Ya está muy analizada la diferente evolución que han tenido los salarios de los trabajadores de acuerdo a su vinculación laboral. Tomando el crecimiento desde enero 2002, a los trabajadores registrados (en blanco) le aumentaron sus salarios un 221% a fin del año 2008, mientras que a los no registrados (en negro), tan sólo un 162%.

Pero no hay análisis de lo que sucede entre los trabajadores registrados. Acorde a datos del Ministerio de Trabajo, desde el año 2003 y hasta el año 2008 hay gremios cuyo salario subió un 300% (químicos) y algunos que solo subieron un 108% (vidrio). Es decir que los 221% de aumento, muestran una gran inequidad interna.

Lo importante es si esta inequidad se va a ir reduciendo con el tiempo o si por el contrario va a ir creciendo. Cuando se analiza la diferencia salarial entre trabajadores desde el año 2005, donde ya las convenciones colectivas estaban ampliamente difundidas, se ve que la divergencia aumenta.

Trabajadores de primera y trabajadores de segunda

Una forma de ver esto, es como la diferencia salarial crece entre de las ramas que publica el ministerio de trabajo y el resultado es que, mientras que en el 2005 la dispersión es del 22% del salario medio, ya en el 2008 era del 25%. Para los no técnicos, esto quiere decir que a cada negociación salarial, los fuertes logran más que los débiles y por lo tanto el promedio salarial crece, pero la inequidad también.

Las paritarias “sin techo y sin piso”, no sólo generan carreras de reclamos salariales que empujan la inflación, sino que en lugar de mejorar la distribución del ingreso, la empeoran.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,303076,750082,7500
DÓLAR BLUE-0,5525176,0000180,0000
DÓLAR CDO C/LIQ3,9844-171,5871
EURO0,361191,621091,9441
REAL0,329113,825713,8715
BITCOIN1,484911.928,610011.938,8200
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS5,625031,6875
C.MONEY PRIV 1RA 1D-3,225830,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,985132,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000092,0092,00
CUPÓN PBI EN PESOS1,19051,701,68
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,061049.162,1300
BOVESPA1,910098.657,6500
DOW JONES0,400028.195,4200
S&P 500 INDEX0,47273.426,9200
NASDAQ0,330011.478,9830
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,0197391,3205387,3706
TRIGO CHICAGO1,0367232,7714230,3831
MAIZ CHICAGO0,9254161,0172159,5408
SOJA ROSARIO1,9969332,0000325,5000
PETROLEO BRENT0,422342,800042,6200
PETROLEO WTI0,341041,200041,0600
ORO0,14161.909,10001.906,4000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology