Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

PRIMER VECINO

Néstor Grindetti, intendente de Lanús

Recibido de Actuario en la Universidad de Universidad de Buenos Aires en 1983, trabajó como cadete en el Grupo SOCMA, perteneciente a la familia Macri, llegando a su directorio. Luego, se desempeñó como Ministro de Hacienda de la Ciudad de Buenos Aires desde 2007 a 2015, año que asumió como intendente de Lanús, tras derrotar por un punto a Julián Álvarez del Frente para la Victoria.

- Una escena de su infancia:
De muy chico, a los cinco años recuerdo a mi tío llevándome a la estación Lanús para ver como descargaban los tarros de leche, cuando la leche se vendía suelta. No venía pasteurizada. Venía directamente de la vaca y había que hervirla.

- Su rincón preferido de su ciudad:
Villa Atlántida, mi barrio.

- Un asunto pendiente:
Hablar y leer correctamente el italiano.

- Si tuviese que llevarse un objeto a otro planeta ¿cuál sería?
El equipo de mate.

- Un político histórico:
Arturo Frondizi. Era un estadista que pensaba a largo plazo que es como deben pensar los estadistas.

- Un libro, canción o película favorita:
Alfonsina y el mar, Amarcord, de Fellini.

- Un hobby:
La fotografía

- ¿Qué pintaría en un lienzo en blanco?
Me encantaría pintar bien. Pintaría rostros en blanco y negro.

- Su comida preferida
Las pastas

- Una compra compulsiva:
vinos.

- Si un oráculo pudiera mostrarle el futuro ¿qué le preguntaría?
Me gustaría saber cómo va a estar la Argentina dentro de 50 años.

- Superhéroe preferido:
Superman

- Cuando era chico, ¿qué quería ser?
Médico.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar