Lunes  26 de Julio de 2010

Obama enojó al centro al no rechazar a la izquierda

El resultado de las elecciones legislativas de noviembre próximo puede quitar a los demócratas el control del Senado estadounidense. En un país conservador, el debilitamiento de la recuperación y el juicio político del presidente siembran dudas

A los demócratas en EE.UU. les preocupan las elecciones legislativas de noviembre, y con razón. Con las cifras actuales, los republicanos recuperarán el control de la Cámara. La posibilidad de que los demócratas pierdan control del Senado, en un año en que los asientos en juego deberían descartarlo, se toma en serio.

La economía tiene mucha culpa, por supuesto. Los efectos políticos son directos e indirectos. Los votantes están descontentos, lo que afecta al partido en el poder. El electorado entiende que George W. Bush entregó la recesión, pero si 18 meses de remedios no han actuado como se esperaba, la culpa empieza a migrar.

Este es el efecto directo. El indirecto, en un país de centroderecha que mira con escepticismo al gran gobierno, es que el debilitamiento de la recuperación ponga en duda las ambiciones de los demócratas. ¿Puede EE.UU. permitirse la reforma de la salud, se preguntan los votantes? ¿Es un buen momento para subir los impuestos para la redistribución, como pretenden los demócratas el próximo año?

Sin embargo, la economía no es lo único que va mal para Obama y su partido. El juicio político del presidente está en deuda. No hablo de la meta estratégica de inclinarse contra el conservadurismo del país. Tenga eso sentido o no, Obama resbaló tácticamente. De algún modo, se las arregló para enfurecer a la izquierda de su partido y, más grave para las perspectivas demócratas, al centro político del país. Eso no tenía que pasar.

A primera vista, el desencanto de los votantes independientes con Obama es más difícil de entender que la decepción de la izquierda. La reforma de la salud, el proyecto insignia de Obama, fue una solución moderada a un problema urgente. La aseveración de que los contratos existentes no cambiarían para quienes estuvieran conformes –lo que es cuestionable, de hecho, pero dejémoslo pasar– apuntaba a la opinión moderada. Descartaba ideas más radicales, como extender la cobertura de Medicare, hoy sólo para los ancianos, a todos los estadounidenses.

Obama apoyaba la opción pública, un plan del gobierno que compitiera con los seguros privados, pero no insistió. Al final, la ley que se pasó no tenía nada de socialista: era centrista de punta a cabo.

El estímulo fiscal también fue una iniciativa centrista. Fue más pequeño que lo pedido por la izquierda, e incluyó recortes temporales de impuestos además de aumentos en el gasto. Cuando se mira la política de salud y presupuesto junto con las otras políticas de la administración (la demora en cerrar la prisión de Guantánamo, el compromiso de fuerzas adicionales en Afganistán, las declaraciones de privilegio ejecutivo), el descontento de la izquierda es fácil de entender. ¿Por qué tantos moderados e independientes van a trasladar su apoyo a los republicanos?

Porque Obama, aunque sabiamente optó por no insistir en la agenda de la izquierda, eligió no rechazarla. A diferencia de Bill Clinton, un centrista instintivo, Obama es un liberal progresista. Desearía darle a la izquierda lo que desea. Una oposición republicana disciplinada y obstructiva, conservadores temerosos en su propio partido, y el ánimo del país lo hacen, a su juicio, imposible. El temperamento pragmático de Obama sugiere paciencia. Hacer lo que se pueda, piensa. Volver luego por más.

Esto es cierto a medias. Si Obama hubiera seguido al ala progresista de su partido, habría matado las perspectivas electorales de su administración (y sus esperanzas de un segundo mandato). Pero debía ir más lejos. Una vez que entendió que los acuerdos eran necesarios, tenía que repudiar a la izquierda, no pedirle disculpas.

Debería haber elegido el centrismo sin reservas, como muchos votantes creyeron que había hecho durante su campaña electoral. Entonces podría haber impulsado, en lugar de sólo aceptar, leyes centristas que mantenían el rol de los seguros privados en la salud y un estímulo que incluyera grandes rebajas tributarias. En cambio, dio un paso atrás, puso al Congreso a cargo, y dio la apariencia de verse forzado a aceptar por republicanos y demócratas conservadores.

Si hubiera hecho suyos e impulsado esos resultados centristas, la izquierda no habría estado más molesta que ahora. La ira de la izquierda, como la de la derecha, existe o no: no puede modularse. Pero esta furia podría haber sido útil para Obama y un gran activo para los demócratas en noviembre: una prueba para los centristas e independientes de que el presidente estaba de su lado.

Una buena norma de política: si va a decepcionar a la izquierda, hágala su enemigo. Obama tiene lo peor de ambos mundos. Le pide paciencia y comprensión a la izquierda, con la certeza de ser rechazado. El centro mira, sintiéndose traicionado, y espera noviembre.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,303076,750082,7500
DÓLAR BLUE-0,5525176,0000180,0000
DÓLAR CDO C/LIQ3,9844-171,5871
EURO0,361191,621091,9441
REAL0,329113,825713,8715
BITCOIN1,484911.928,610011.938,8200
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS5,625031,6875
C.MONEY PRIV 1RA 1D-3,225830,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,985132,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000092,0092,00
CUPÓN PBI EN PESOS1,19051,701,68
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,061049.162,1300
BOVESPA1,910098.657,6500
DOW JONES0,400028.195,4200
S&P 500 INDEX0,47273.426,9200
NASDAQ0,330011.478,9830
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,0197391,3205387,3706
TRIGO CHICAGO1,0367232,7714230,3831
MAIZ CHICAGO0,9254161,0172159,5408
SOJA ROSARIO1,9969332,0000325,5000
PETROLEO BRENT0,422342,800042,6200
PETROLEO WTI0,341041,200041,0600
ORO0,14161.909,10001.906,4000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology