Navegar en crucero por las islas del Caribe podría ser más caro

El turismo caribeño, que por año genera a la región u$s 20.000 millones, está atrapado en una tormenta por u$s 20.

Los administradores de turismo ubicados sobre la costa se quejan de que las líneas de cruceros están ganando mucho y aportando poco. Los operadores de estas embarcaciones lo niegan y aseguran que un impuesto estándar de u$s 20 por pasajero por puerto, como se propone, deprimiría el negocio.

La controversia deteriora aún más las relaciones entre los hoteleros de la región, que aseguran que sus resorts tienen una carga impositiva injusta, mientras que los “hoteles flotantes no están pagando su parte.

En una región de economías con escasez de efectivo y basadas en pocas industrias, el turismo representa 30% del PIB y genera uno de cada cuatro puestos de empleo.

Si bien todos los arribos de turistas a la región crecieron 2,5% el año pasado, después de la caída posterior a los atentados de septiembre de 2001, la llegada de cruceros creció 10%, afirma la Organización de Turismo del Caribe.

Los impuestos que gravan a los pasajeros que visitan el Caribe oscilan entre u$s 5 y u$s 20, pero la mayoría paga menos del máximo.

Un gravamen único de u$s 20 elevaría significativamente la recaudación de la mayoría de los países, afirman los administradores de turismo. Según los gobiernos y las empresas turísticas, una parte del impuesto se destinará a un fondo para el desarrollo del turismo sustentable.

Los países del Caribe “no están recibiendo una parte justa de los beneficios provenientes de uno de los sectores más exitosos del turismo mundial , afirmó Gary Voss, presidente de la Asociación Caribeña de Industria y Comercio, una federación de grupos empresarios.

Jean Holder, secretario general de la OTC, explicó que durante muchos años los gobiernos de la región construyeron infraestructura para los cruceros. Los operadores de estas embarcaciones de lujo usan las instalaciones y los activos del Caribe, generan “considerables ganancias , y pagan una porción reducida de los costos, concluyó.



Más de Impresa General