LOGRA EN 9 MESES GANANCIAS NETAS POR $ 9,3 MILLONES

Molinos vuelve al azul

Molinos, la alimenticia de la familia Perez Companc, presentó ayer sus resultados acumulados al tercer trimestre. Entre enero y septiembre, la compañía logró una ganancia neta de 9,3 millones de pesos, frente a la pérdida de $ 105,9 millones que había registrado en 2002. La mejora surge luego de deducir los $ 37,5 millones por resultados de operaciones discontinuadas de Molfino y por la venta de la empresa láctea a la canadiense Saputo, en $ 19 millones, considerando los ajustes de precio.

Pese a la vuelta a las ganancias, los resultados operativos están en baja: Molinos pasó de los $ 135,4 millones del acumulado a septiembre de 2002 contra los $ 57,5 millones de este año.

Sin embargo, las ventas de la compañía crecieron un 14%, hasta los $ 1.695 millones, principalmente gracias a un aumento del 34% en las exportaciones de harina y pellets de soja, que se vieron fuertemente impulsadas por la compra del 50% que no controlaba en Pecom Agra en el tercer trimestre. También las exportaciones de productos de marca mostraron un crecimiento del 14%, hasta los $ 838 millones. La suba llegó por la diversificación del portafolio exportador y el desarrollo de nuevos mercados. Del total de las ventas, el 60% provino del mercado externo. Ahora, la empresa avanza en un plan de inversiones por u$s 50 millones para ampliar su planta de soja en la localidad de San Lorenzo y construir un puerto allí mismo.



Más de Impresa General