ACUSACIONES DE ARBITRARIEDAD Y MAL DESEMPEÑO

Marquevich resultó destituido como juez

El juez federal de San Isidro Roberto Marquevich fue removido ayer de su cargo por 7 votos a favor y 2 en contra, al término de un jury de enjuiciamiento que determinó que la detención de la empresaria Ernestina Herrera de Noble fue “antojadiza y producto del mal desempeño.

Marquevich no estuvo en la audiencia en la que durante una hora y media se leyó el veredicto que lo acusó de actuar “sin prueba alguna en la causa que investiga si dos hijos adoptados de la directora del diario Clarín fueron víctimas de apropiación ilegal durante la última dictadura militar.

A favor de Marquevich votaron el titular del jury y vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Augusto Belluscio, y el legislador Sergio Galia, quienes consideraron no probadas las acusaciones contra el juez.

Pero los restantes siete miembros del jury, agrupados en tres votos separados y con matices, llegaron a la misma conclusión: la remoción de Marquevich por mal desempeño, por haber actuado de “forma arbitraria y por ende antojadiza y con “hostigamiento contra Herrera de Noble.

El fallo consideró que no se justificó la detención de la empresaria ordenada por el juez el 17 de diciembre de 2002 porque carecía de antecedentes penales y siempre estuvo a disposición de la Justicia.

También consideró probado que el ex juez usó términos impropios cuando le negó la excarcelación y la trató de “perversa .

“La arbitrariedad de su decisión tiene razones que sólo su única voluntad puede explicar con motivaciones que escapan a este proceso , apuntó la sentencia, la que destacó que hubo una “evidente actitud parcial y una resolución caprichosa por parte de Marquevich.

Los consejeros denunciaron “falta de idoneidad técnica y moral , e impusieron a Marquevich las costas del proceso.

Sin embargo, los consejeros destacaron que el fallo contra Marquevich no perjudicará la marcha de la investigación ni tampoco resta validez a la labor de Abuelas de Plaza de Mayo –denunciantes en la causa– “que lleva como estandarte la procedencia y justicia de todo intento de esclarecimiento caro a la sociedad argentina , añadieron.

Pero –según el fallo– Marquevich al llevar la causa mostró “desprecio por normas que privilegian la libertad ambulatoria al rechazar excarcelar a la empresaria pese a su edad y falta de antecedentes.

“El juez no estableció bases ni elementos específicos para privar de la libertad a Herrera de Noble, “no efectuó un análisis del caso, no tuvo en cuenta que la imputada se había presentado espontáneamente, que no era reincidente, que tenía 77 años y que debía advertir que la simple citación era un medio razonable , agregó el jury.

La disidencia de Belluscio y Gallia se basó en que los jueces no pueden ser juzgados por el contenido de sus fallos y calificaron como “errores no revisables a las acusaciones.



Noticias del día