Macri quiere un polo tecnológico en el sur

El gobierno porteño apunta a crear un distrito tecnológico en la zona Sur a través de incentivos a desarrolladores inmobiliarios. Para esto están firmando cartas de intención con grandes empresas tecnológicas para el alquilerr de oficinas a largo plazo.

Esta iniciativa surgió de los mismos planteos que hicieron las empresas tecnológicas sobre la dificultad para conseguir metros cuadrados de oficinas en la ciudad.

El ministro de Desarrollo Económico Francisco Cabrera, busca atraer a las empresas compitiendo con otras ciudades del Latinoamérica y también del interior del país.

El primer rubro sobre el que las tecnológicas encuentran déficits en la Capital son los recursos humanos calificados, desde el programador hasta el científico.

Por este motivo, Cabrera firmará convenios con universidades, centros tecnológicos y de capacitación, del país y del exterior, para pagar con fondos propios de la ciudad la capacitación de esos recursos.

Si bien la ciudad le está dando prioridad a las tecnológicas, tiene siete sectores estratégicos indivualizados con alto potencial de desarrollo: industrias audiovisuales, del diseño, desarrollo inmobiliario, turismo, servicios profesionales y servicios compartidos o back office.

Algunos de estos sectores podrían recibir incentivos fiscales, aunque Cabrera dijo que “no nos gustan los subsidios .

Cabrera considera que estos sectores tienen ventajas competitivas importantes y son pertinentes a las fortalezas de la Ciudad de Buenos Aires.

Estas fortalezas son calidad de vida y educativa; huso horario –nodo central latinoamericano entre Europa y EEUU–; proliferación de escuelas bilingües; consumidores con alto poder adquisitivo y es uno de los principales accesos al Mercosur.