EL TRABAJO ESTAR A CARGO DE UNA COMISIÓN CONJUNTA

Macri acordó con los sindicalistas censar a todos los empleados municipales

El relevamiento de los 120.000 trabajadores porteños comenzará en marzo. El acuerdo firmado no contempla a los 2.400 cesanteados ni la intervención de la obra social municipal

En el primer día de tregua en la disputa que mantienen desde hace poco más de una semana, el Gobierno porteño y el Sindicato Único de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (Sutecba) acordaron crear una comisión conjunta, encargada de censar, a partir del mes de marzo, a todos los empleados públicos de la administración capitalina. Sin embargo, no se avanzó sobre dos cuestiones sensibles: la situación de los 2.400 contratados cesanteados y la intervención de la obra social porteña.

El diálogo entre el Ejecutivo comunal y el sindicato –trabado desde que la administración macrista decidió no renovar más de 2.000 contratos vencidos el 31 de enero– se restableció el lunes, luego de que Sutecba levantó el paro por 72 horas que debía comenzar ayer.

Del encuentro, que tuvo lugar en la sede de la Subsecretaría de Trabajo, participaron por Sutecba Alejandro Amor, secretario gremial; Genaro Trovato, secretario de Finanzas, Enrique Pistoletti, secretario de prensa; y el abogado Horacio Ferro. Por el lado del Gobierno de la Ciudad estuvieron presentes el secretario de Trabajo, Jorge Ginzo, y José Ohrnalian, en representación del Ministerio de Hacienda porteño.

Luego de un prolongado debate, funcionarios porteños y gremialistas suscribieron un acta de seis puntos:

n Revisar la situación del personal contratado.

n Transferencia de personal al Registro de Agentes en Disponibilidad para ser capacitados.

n Facilitar la plena movilidad de una dependencia a otra.

n Censar en forma conjunta a toda la plata de trabajadores a partir del 1 de mayo.

n Poner en marcha un plan de jubilaciones con compensaciones monetarias para aquellos empleados en edad de retiro.

n Promover el desarrollo de la carrera administrativa y la capacitación del personal.

La revisión de los 2.400 contratos no renovados y la intervención de la obra social estuvieron fuera de la agenda de trabajo. En esa línea, el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, ratificó ayer que los contratos caídos no serán renovados. Sin embargo, anticipó que se “revisarán uno por uno el resto de los 20.000 contratos vigentes. En rigor, al establecerse el primero de marzo como fecha para avanzar con el censo de empleados se convalida implícitamente la cesantía de los contratos que desataron la guerra entre en el Ejecutivo porteño y Sutecba.

Los representantes de ATE-Capital, que quedaron afuera de la mesa de diálogo, ratificaron la realización de un paro de 24 horas con movilización para hoy. “Buscamos la rectificación de esta masiva ola de despidos que ha llevado adelante Macri , señaló el secretario general del gremio, Rodolfo Arrechea.

Con todo, Rodríguez Larreta minimizó el impacto que pudiera tener el paro al señalar que “no es tan significativo .