LA ARGENTINA HAR HOY LA PROTESTA FORMAL DURANTE UNA REUNIÓN DEL MERCOSUR

Lula extendió dos impuestos que encarecen importaciones casi 10%

Los gravámenes que pagan actualmente los productores brasileños serán aumentados y extendidos a las importaciones, para financiar programas sociales

Las exportaciones argentinas a Brasil se encarecerán 9,25% a partir del año próximo. El presidente Lula da Silva aprobó y envió ayer un decreto al Congreso que extiende a todos los productos importados, sin distinguir ni exceptuar el Mercosur, el cobro de dos impuestos que pagan actualmente los industriales brasileños.

A partir de enero de 2004 los productos que ingresen a Brasil deberán pagar el 9,25% sobre su valor. Esa cifra a su vez se divide en 2 partes. El 7,6% se destinará a la Contribución para el Financiamiento de la Seguridad Social (Cofins), mientras que un 1,65% se deberá pagar por otro impuesto denominado Programa de Integración Social (PIS).

Lula decidió acortar el camino parlamentario de la reforma fiscal que se debate en Brasil, al enviar el decreto justo cuando el Senado iba a analizarla luego de la aprobación que le había dado la Cámara de Diputados. En principio, los exportadores locales esperaban que los gravámenes tengan una incidencia del 4% en los productos primarios y 10% en los industriales.

Una fuente del gobierno brasileño aseguró a El Cronista que la medida impulsada por el Lula da Silva pretende eliminar una ventaja que tienen los productos importados cuando ingresan a Brasil. Los productores brasileños deben tributar 1,65% por el PIS y 3% por el Cofins. En la reforma impulsada por Lula, esos impuestos suben a 9,25% pero el mismo valor tributarán las mercancías importadas.

Sin embargo, en la Argentina refutan la posición brasileña.

“Ellos afirman que el decreto iguala a los productores brasileños con los importadores porque a partir del año próximo todos tributan lo mismo. Pero la realidad es otra , dijo Enrique Mantilla, presidente de la Cámara Exportadores de la República Argentina (CERA). “Primero a los productores exportadores brasileños se les reintegra el dinero del impuesto cuando concretan una venta en el exterior, y en segundo lugar, los recursos que va al Fondo de Amparo al Trabajador (FAT) termina financiando exportaciones brasileñas , explicó.

El mecanismo por el cual los fondos del FAT financian a los productores brasileños es sencillo. El Fondo en cuestión invierte parte de su recaudación en el Banco de Desarrollo Brasileño (Bndes), la misma entidad que luego financia a las exportadores de ese país.

En total, Brasil espera recaudar con el cobro de los impuestos 1.500 millones de dólares. De haberse aplicado este año, por el nivel de las ventas argentinas los productores locales hubiesen tributado en Brasil u$s 358,8 millones.



Reclamo argentino

El decreto provocó la inmediata reacción de los funcionarios argentinos. Eduardo Sigal, subsecretario de Integración Económica de la Cancillería, aseguró que aprovechará la reunión de hoy del Grupo del Mercado Común que se realiza en Montevideo para reclamar formalmente por la medida. “Vamos a pedir explicaciones por el controvertido decreto , dijo Sigal.

Los reclamos serán escuchados por el representante que Brasil enviará Montevideo, Luiz Macedo Soares. Aunque una fuente de la Cancillería argentina estimó que la idea es que tome cartas en el asunto el secretario de Industria, Alberto Dumont, o el mismo presidente, Néstor Kirchner.

Otro de los reclamos que se le hará a Brasil es que otorgar reintegros sobre aportes patronales viola las normas de la Organización Mundial de Comercio.



Más de Impresa General