IMPEDIR N QUE INGRESE AL PA S MERCADER A QUE NO ENTRE A EE.UU POR LA RECESIÓN

Lousteau prometió frenar avalancha de importaciones textiles chinas

El ministro prometió monitorear el tema. También plantearon la necesidad de atacar la creciente informalidad que tiene la cadena y de acceder al crédito para aumentar la inversión

El Gobierno y los empresarios textiles acordaron ayer ponerle un freno a la avalancha de importaciones chinas, durante la reunión que mantuvieron en Economía para analizar la marcha del sector y analizar medidas que mejoren su competitividad.

A la reunión con el ministro de Economía, Martín Lousteau, el secretario de Industria, Fernando Fraguío y la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, concurrieron empresarios de los tres eslabones de la cadena textil: la industria algodonera, la textil y la de indumentaria. Cada uno planteó sus principales problemáticas y acordaron con el Gobierno crear tres comisiones que avancen en la solución de la gran informalidad que existe en el sector, la falta de crédito –en gran parte, consecuencia de la irregularidad– y la imposibilidad de competir con productos provenientes de la India, China y Paquistán, que ingresan al país a costos irrisorios.

Estos tres temas serán discutidos más en profundidad la semana próxima, en un nuevo encuentro, más técnico, entre los representantes de la cadena y el Gobierno.

“El balance del sector es muy positivo, creció la inversión, la producción y el nivel de ocupación. Hoy la industria de la indumentaria exporta –directa e indirectamente, vía las compras de los turistas– por unos u$s 210 millones a razón de u$s 32.000 la tonelada, y por cada u$s 1 millón que se exporta, se ocupan 23 personas, mientras que en el sector oleaginoso y de hidrocarburos, por cada u$s 1 millón exportado, se crea un solo puesto de trabajo , sintetizó el vicepresidente de la Cámara de la Indumentaria, José Ignacio de Mendiguren.

Lousteau también reconoció que el textil es un sector “que muestra una integración agro-industrial, que va desde el algodón hasta el diseño y que es el segundo empleador del país . “Lo que se busca es que este sector tenga cada vez más empleo y de mejor calidad, además de que exporte cada vez más , agregó el ministro.

Con respecto a la lucha contra el empleo en negro, el Gobierno y los empresarios coincidieron en que es uno de los temas centrales a solucionar, ya que la informalidad en el sector de indumentaria alcanza al 78%. “El 85% de las empresas tienen menos de diez personas , agregó De Mendiguren.

La viceministra de Trabajo prometió estudiar el tema y adelantó que en los próximos 15 días estará resuelta una nueva norma en reemplazo de la actual Ley de Trabajo Domiciliario, que “tiene varias cuestiones difusas , según los empresarios del sector.

En materia de relaciones comerciales con el exterior, el gran reclamo fue la necesidad de tomar medidas que frenen la invasión de productos textiles desde Asia, especialmente de China. “Hoy estamos montados en una estructura de costos altos, por lo que muchas ‘importaciones están sustituyendo a la industria nacional , remarcó el titular de la Fundación Pro Tejer, Aldo Karagozián, quien añadió que “la preocupación y el daño a la industria nacional se comprobó al comparar el crecimiento de la oferta interna, que entre 2002 y 2007 fue de 17%, frente a la importación que aumentó el 36% durante el mismo periodo .

Louteau también se mostró preocupado por el ingreso de telas y productos terminados desde oriente, aunque discriminó entre “una situación estructural de un problema coyuntural . Sobre el segundo punto, el ministro de Economía mencionó el impacto que puede tener en el mercado la desaceleración de la economía norteamericana. “El Gobierno está monitoreando los posibles desvíos que se pudieran producir en el comercio chino, que tenía como destino los Estados Unidos, hacia otras regiones , informó Lousteau.