Martes  28 de Octubre de 2003

Los riesgos de una política salarial expansiva

El salario mínimo aumentó 25% en julio de este año y se incorporaron sumas fijas al básico de convenio. Cabe preguntarse cuál será el camino de los salarios públicos y jubilaciones

El Gobierno siempre tiene a mano diversos instrumentos con los que puede tratar de influir sobre la masa salarial bruta, ya sea para expandirla o contraerla. En períodos en los que predominan las políticas de mercado, se trata de influir sobre los incentivos para que las empresas contraten más personal o alteren sus remuneraciones. Pero en ocasiones se hace uso de mecanismos mucho más rústicos, que van desde la virtual prohibición de realizar despidos, a determinar aumentos obligatorios o prohibiciones de modificaciones salariales. Las políticas de ingresos a las que estuvimos tan acostumbrados en períodos de controles de precios y salarios, en particular en los años ’60 y ’70, no fueron mucho más que decisiones coyunturales discrecionales para forzar una salida más rápida de las recesiones o limitar los efectos inflacionarios de una expansión.

Desde comienzos del año 2002 las políticas laborales se tornaron rústicas y con un neto sesgo expansivo. Entre las decisiones que se adoptaron figura en primer lugar la entrega de subsidios por desempleo a casi dos millones de personas más de las que hasta entonces recibían ese beneficio, lo que redujo la presión en el mercado de trabajo y limitó la baja salarial. Aún así ello no impidió una fuerte contracción de los salarios informales, que en términos nominales cayeron hasta entrado el tercer trimestre del año pasado, y en términos reales aún acumulan una baja del orden del 35% respecto de fines del 2001.

A esta acción sobre las cantidades se le agregó (para los formales) la decisión de duplicar transitoriamente el costo de indemnización por antigüedad, luego limitado al stock de trabajadores ya ocupados. La medida fue prorrogada sucesivamente, y existe el riesgo cierto de que el doble standard de trabajadores nuevos y viejos derive tarde o temprano en juicios que extiendan el beneficio a todos los trabajadores.

Aparte de estas decisiones que por un lado retiran oferta laboral (planes) y por el otro reducen la demanda (a pesar de que la restricción al despido intenta exactamente lo opuesto), el gobierno nacional decidió intervenir en la política salarial. El salario mínimo se elevó 25% en julio de este año y completará un salto del 50% nominal al mes de diciembre. En segundo lugar, se decretaron aumentos de suma fija (por primera vez en diez años) y se incorporaron a los básicos de convenio de modo tal de no afectar el salario neto de bolsillo (por eso el aumento de $ 200 se transforma en $ 224), se respetan los adicionales convencionales ligados al básico (y por eso el aumento puede ser mucho mayor a los $ 224 fijos, ya que en promedio 20% de la remuneración está ligada como porcentaje al básico), y no se permite la absorción de aumentos salariales previos.

Finalmente se convocó a paritarias para incorporar estos aumentos en forma explícita, y a través del procedimiento de homologación obligar a todas las firmas a dar los incrementos que van más allá de los $ 200 originalmente decretados. Se estima que los salarios de convenio tendrán un incremento efectivo hacia comienzos del año 2004, cercano al 80/90% nominal.

Estas decisiones no son muy diferentes a los aumentos generalizados que caracterizaron otros períodos de nuestra historia, luego de congelamientos previos (los sinceramientos salariales de básicos de convenio de los años ’60 y ’70, por ejemplo) Hoy hay diferencias en las políticas monetaria y fiscal respecto de esos períodos de profundo desorden macroeconómico, pero estas políticas expansivas no están exentas de riesgos.

En primer lugar, no todas las empresas están con precios libres. Para aquellos con precios congelados los aumentos de costos pueden derivar en quebrantos o en demandas de subsidio. Esta última alternativa que se implementó ya en sectores de transporte tiene sus chances de extenderse, a pesar de que implica una desvinculación creciente entre las empresas y sus propios mercados.

En segundo lugar, el aumento de salarios pegará no sólo en sectores capital intensivos, sino también en los que usan mucho trabajo no calificado. En la construcción los incrementos de salarios ya están impulsando el índice de costos sectorial, y lo harán más fuertemente aún en los próximos meses. Si bien la construcción tiene mucho negro, el impacto de duplicar los salarios básicos será el de poner un freno al auge del sector. En el mismo sentido, los sectores beneficiarios de la devaluación (textiles, metalúrgicos, plásticos) reclamarán mayor devaluación aún para poder competir (lo que probablemente derive en medidas de protección).

Finalmente, cabe preguntarse cuál s

erá la reacción en materia de salarios públicos luego de que los básicos privados prácticamente se dupliquen. Salarios públicos y jubilaciones del sistema de reparto son el ancla del programa fiscal, según la presentación del Gobierno al FMI y a los acreedores, de modo tal que la actual política salarial expansiva constituye un riesgo cierto del programa para la segunda mitad del año 2004.



Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000074,250079,2500
DÓLAR BLUE-0,7143135,0000139,0000
DÓLAR CDO C/LIQ3,5854-137,1493
EURO0,267989,036789,2752
REAL0,233613,955013,9892
BITCOIN-0,503910.879,070010.885,3400
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,271229,8750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-7,692318,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-7,317119,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000028,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000090,0090,00
CUPÓN PBI EN PESOS2,85711,801,75
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL4,232039.799,8900
BOVESPA-1,8100100.097,8300
DOW JONES-0,880027.901,9800
S&P 500 INDEX-1,11833.357,0100
NASDAQ-1,070010.910,2770
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,4827383,5125377,9091
TRIGO CHICAGO3,7753212,1031204,3869
MAIZ CHICAGO0,7995148,9114147,7303
SOJA ROSARIO2,4823289,0000282,0000
PETROLEO BRENT-0,485043,090043,3000
PETROLEO WTI-0,048840,950040,9700
ORO0,61861.952,00001.940,0000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology