Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los números más allá de las paritarias

En 2016, el salario docente habría perdido casi 10 puntos porcentuales del poder adquisitivo. Un estudio muestra la disparidad según las provincias.

Salarios bajos, dispares y golpeados por la suba de precios; pero con un fuerte costo fiscal para las provincias. Así son los sueldos de los maestros argentinos, según datos del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que analizó el estado de situación de cada distrito. En 2016, el promedio ponderado de aumento salarial docente fue de 26,9%, con Mendoza en la franca inferior (21,8% de incremento) y Salta en la superior (hubo una suba salarial de 41,25%.
En términos nominales, el poder adquisitivo, por el impacto de la inflación, se retrajo 9,9% el año pasado en promedio, tendencia que se dio en todas las provincias, salvo en Salta, la única en la que el sueldo creció en términos reales.
Para los gobiernos, más allá de las intenciones, la paritaria docente significa una fuerte erogación fiscal, lo que limita las chances de aumentos más relevantes, en especial en años recesivos, en los que la suba impositiva cae por la menor actividad. Las diferencias entre los salarios de diferentes provincias también complejizan el análisis. Según el reporte, el costo fiscal para el diferencial salarial (18% a 25%) para las provincias ascendería a 20.794 millones de pesos.
El estudio da cuenta que los docentes secundarios con más experiencia y cargo fueron los más afectados en 2016.
El director de escuela de nivel secundario con diez años de antigüedad, "fue el que más perdió, alcanzando 10,7%" de desajuste entre aumento salarial y suba de precios. El director de educación primaria con diez años de antigüedad redujo su poder adquisitivo en un 8,69%. El centro CEPA es cercano a la CTA.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar