REGIMEN QUE CONTINUA VIGENTE Y CON IMPORTANTES VENTAJAS

Los beneficios impositivos y aduaneros del régimen promocional de Tierra del Fuego

Los beneficios fiscales comprenden a los gravámenes nacionales y consisten en una amplia exención o reducción de su pago por las actividades que se realicen dentro del territorio de Tierra del Fuego existiendo hasta el 31 de diciembre de 2005 la posibilidad de obtener autorización para la radicación de empresas

Buenos AiresEl régimen promocional aplicable en Tierra del Fuego2 es muy atractivo desde el punto de vista de los beneficios fiscales y aduaneros que contiene. Se trata de una medida de carácter regional y como tal busca incentivar el desarrollo de cierta área del país. Si hacemos una breve descripción de nuestro país veremos cómo estas medidas promocionales encuentran su justificativo independientemente del sustento constitucional que poseen.

La Argentina es un país sumamente amplio, con 3.800 kilómetros de extensión norte-sur, cuya población de 36 millones de habitantes esta desigualmente distribuida. En la provincia de Tierra del Fuego hay 100.960 habitantes; no llega al 0,3% de la población total del país, mientras que el 62,6% se encuentra localizado en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los climas de las regiones de nuestro país son muy variados. En Tierra del Fuego (Ushuaia) la temperatura media anual es de aproximadamente 6 grados centígrados mientras que en Buenos Aires es de 18. En invierno la temperatura media en Ushuaia no supera los 2 grados centígrados.

En este contexto los estímulos al desarrollo de actividades económicas en regiones como la Provincia de Tierra del Fuego encuentran su justificativo. Qué empresario decidiría la insón de su planta fabril en una región tan alejada de los centros de consumo más grandes de nuestro país, con concliáadversas, costo de fletes, etc., sin que el Esestimule este tipo de emprendimientos. Qué ciudadano arse decidiría a radiarse allí sin que exista alguna oporde trabajo y una comunidad funcionando.

Por otro lado, la realidad nos demuestra que los incentivos tributarios son uno de los pocos estímulos que un Estado en las condiciones como se encuentra el nuestro, puede otorgar. Otros esímulos como la financiación, creación de mercado, políticas esson, bajo esta realidad, de más difícil concreción.

También hay una cuestión geopolítica atrás de este régimen promocional. Sin ir más lejos, nuestra vecina República de Chile tiene un régimen preferencial aduanero y tributario para las comunas de Porvenir y Primavera ubicadas en la provincia de Tierra del Fuego de ese país, cuya vigencia es de 44 años a contar del 6/7/92 (ley chilena 19149).

Nuestra Constitución Nacional da legalidad a los incentivos fiscales al disponer que le corresponde al Congreso de la Nación proveer lo conducente para la prosperidad del país y bienestar de todas las provincias, promoviendo la industria y la importación de capitales extranjeros.

La única limitación que reciben estos privilegios es que sean temporales, sin que nada se impida con respecto a la naturaleza o a las características de la concesión.

El Congreso de la Nación también tiene facultades para proveer al crecimiento armónico de la Nación y al poblamiento de su territorio, a través de políticas diferenciadas que tiendan a equilibrar el desigual desarrollo relativo de provincias y regiones.

I.- EVOLUCIÓN, VIGENCIA Y PERSPECTIVA DEL REGIMEN PROMOCIONAL

Este régimen promocional ya lleva más de 30 años y la norma principal que regula su funcionamiento es la ley 19640 del año 1972, complementada con varias disposiciones.

En el año 1989 y como consecuencia de la crisis económica que vivió el país, los beneficios promocionales de la ley 19640 fueron parcialmente suspendidos por un año. Se previó la entrega de certificados de crédito fiscal a las empresas afectadas pero en la práctica el procedimiento para su solicitud y la demora del fisco hicieron que a la fecha pocas empresas pudieran hacerse de esos certificados.

Las autorizaciones para la instalación de nuevos emprendimientos dentro del marco promocional estuvieron suspendidas hasta el año 1999, pero en el año 2000 cesó esa suspensión y actualmente está vigente la tramitación de nuevas autorizaciones para lo que hay que cumplir con una serie de requisitos a los que luego nos referiremos.

En el año 1992 el Gobierno Nacional pretendió reducir paulatinamente, hasta su agotamiento, los beneficios promocionales en el IVA, pero dos años más tarde esta medida se revirtió y actualmente la franquicia en este impuesto es del 100%.

La normativa contempla que los beneficios regirán hasta el 2013. La referencia a este año tiene que ver con las decisiones adoptadas en el marco del MERCOSUR, que pretenden ir eliminando tratamientos preferenciales que provocan distorsiones entre los países miembros con respecto a los flujos de inversión.

Sin embargo, debe resaltarse que la eliminación de este régimen promocional podría causar un gran desequilibro económico y social en Tierra del Fuego. Es difícil imaginar que la actividad económica no se resentirá severamente si prácticamente desde su inicio fue impulsada y mantenida con esta medida promocional. Por otro lado, la historia más reciente nos demuestra que siempre el Gobierno buscó la manera de mantener los regímenes promocionales regionales.

II.- BENEFICIOS FISCALES Y ADUANEROS

Los beneficios fiscales comprenden a los gravámenes nacionales y consisten en una amplia exención o reducción de su pago por las actividades que se realicen dentro de Tierra del Fuego o por bienes ahí situados dentro de esta provincia.

Cabe resaltar que los beneficios de este régimen no se encuentran acotados a ningún límite cuantitativo, lo que resulta una ventaja con el régimen promocional regional aplicable a las actividades industriales desarrolladas en el noreste de nuestro país que sí tienen un cupo anual y que hoy en día no se actualiza.

Para gozar de los beneficios hay que realizar una actividad productiva en Tierra del Fuego y cuando la venta se realiza en el TCN (Territorio Continental Nacional) hay que demostrar que el bien sufrió una transformación sustancial en el AAE ( rea Aduanera Especial que comprende la Isla Grande de Tierra del Fuego-).

A continuación detallamos brevemente3 los beneficios fiscales y aduaneros que gozan las empresas que produzcan en Tierra del Fuego:

Beneficios fiscales

l Exención del impuesto a las ganancias: la exención es amplia excepto que el comprador del TCN sea vinculado económicamente con el productor del AAE y el precio de venta sea superior al precio de reventa en el TCN. Cuando los beneficios del régimen se distribuyan como dividendos no quedan sujetos a retención.

l Exención del impuesto a la ganancia mínima presunta: este impuesto es complementario del impuesto a las ganancias y tampoco lo deben pagar las empresas de Tierra del Fuego4.

l Liberación del impuesto al valor agregado o cómputo de un crédito fiscal presunto: ambas medidas significan prácticamente que el productor se queda con el IVA que le factura a sus clientes. La liberación se aplica cuando la venta se efectúa en el AAE y el beneficio es la diferencia entre los débitos fiscales cobrados por facturas de venta y el crédito fiscal pagado en las compras. Esta diferencia no se ingresa al fisco y queda en poder de la empresa promovida.

El cómputo del crédito fiscal presunto es una medida similar pero se aplica cuando el productor del AAE vende el producto en el TCN. Este crédito fiscal (que es presunto porque no se paga y se computa contra los débitos fiscales) es equivalente al débito fiscal que la empresa factura por sus ventas. En este esquema, los créditos fiscales reales no resultan computables, salvo algunas excepciones.

l Exención del impuesto sobre los bienes personales: la exención no viene dada por el régimen promocional ya que se trata de un gravamen cuyo producido tiene una afectación especial, sino de la propia Ley del Impuesto sobre los Bienes Personales5.

l Exención de impuestos internos: este gravamen alcanza la venta de ciertos bienes (tabacos, bebidas alcohólicas, cervezas, bebidas analcohólicas, champañas, objetos suntuarios, etc.). La exención sólo cubre las ventas realizadas

el AAE pero no las efectuadas en el TCN. Las exportaciones al exterior están exentas.

l Reducción del impuesto sobre los débitos y créditos en cuentas bancarias: el producido de este impuesto tiene una afectación especial motivo por el cual no resulta amparado por el régimen promocional. Sin embargo, la propia ley del impuesto contempla una tasa reducida del 2,5 ë (en lugar del 6 ë ) para las operaciones beneficiadas por el régimen promocional.

l Exención del impuesto a los combustibles líquidos y gas natural: también tiene una afectación especial el producido de este impuesto pero de todas maneras su propia ley exime del gravamen a las ventas realizadas en Tierra del Fuego.

Beneficios aduaneros

Consisten en exenciones y reducciones a los impuestos, tasas y derechos que gravan la circulación de bienes entre la región promovida y el TCN o el exterior del país. El régimen considera al TCN y el AAE como territorios diferenciados a los efectos de la aplicación de los beneficios6.



Importación al AAE

l Excepción total de derechos de importación en los supuestos en que la importación de que se tratare, de haberse efectuado al TCN, hubiese debido tributar por dicho concepto un derecho que resultare inferior al 50 % sobre el valor en aduana, o del 90% computado sobre el valor en aduana si se tratare de bienes de capital o materias primas afectados a actividades industriales en el área.

l Reducción a la mitad, para los supuestos no comprendidos en el punto anterior.

l Exención total de impuestos, con afectación especial o sin ella y de contribuciones especiales: comprende al IVA 21%, percepciones de IVA (10%) y ganancias (3%), y en caso de corresponder, internos.

l Exención total de las tasas por servicio de estadística y por comprobación de destino.

Exportación desde el AAE (hacia el exterior y el TCN)

l Excepción de liquidar divisas: el BCRA dispuso que las exportaciones al exterior del país desde el AAE sí deben liquidar divisas (las exportaciones al TCN no deben liquidar divisas).

l Exención total de derechos de exportación: no se aplican las retenciones a la exportación (5%, 10% ó 20%).

l Exención de la tasa por servicio de estadística.

l Las exportaciones al exterior gozan del reembolso según posición arancelaria equivalente a los porcentajes establecidos por el régimen general de decreto nacional 1011/91: 10%, 8,30%, 6,70% ó 3,30% según la mercadería que se exporte.

l Reembolso especial según ley 23018 (Puertos Patagónicos): las mercaderías exportadas al exterior del país desde el Puerto de Ushuaia gozan de un reembolso adicional del 9% y las del Puerto de Rió Grande de un 8%. Estos porcentajes corresponden al año 2004 y van decreciendo 1 (un) punto por año. Es importante aclarar que en una oportunidad ya se dispuso la prórroga de este beneficio.

Es importante mencionar que las exportaciones a Brasil de bienes provenientes del AAE esta gravada con el Arancel Externo Común. Sin embargo, hay un acuerdo entre la Argentina y Brasil para la exención de los tributos referidos a la importación de productos originarios del AAE y de la Zona Franca de Manaos. Este acuerdo contempla que los bienes producidos en la Zona Franca de Manaos y en el AAE gozan de la exención del Arancel Externo Común y de impuestos nacionales a la importación, cuando corresponda. La exención es concedida solamente a los productos efectivamente producidos en la Zona Franca de Manaos y en el AAE, debiendo cumplir asimismo los criterios de origen acordados por las partes. Si bien el acuerdo prevé la elaboración de una lista de los bienes producidos en esas regiones que se beneficiarán con las exenciones arancelarias, las mismas nunca fueron elaboradas y para gozar de la exención se requiere cumplir con el régimen general de origen vigente para el MERCOSUR que resulta ser más exigente que el previsto para el AAE.

Importación al TCN (de mercaderías originarias del AAE)

l Exentas de derechos de importación, de la tasa de estadística y de la tasa por comprobación de destino.

l Exentas de IVA 21%, percepciones de IVA (10%) y ganancias (3%). Cabe aclarar que si la factura que respalda el bien importado tuviera una CUIT distinta a la del productor, la Aduana liquidará el IVA y las percepciones de IVA y ganancias.

l Sujetas a los impuestos internos al consumo (de tratarse de un bien gravado), tal como si se tratare de una mercadería extranjera que se importare del exterior. Al momento de la importación al TCN se debe ingresar un pago a cuenta del 25% del impuesto.

Exportación de mercaderías desde el TCN al AAE

l Exención total de tributos a la exportación: no paga IVA ni esta sujeta a retenciones; tampoco impuestos internos, de corresponder.

l Gozan del drawback, si correspondiere.

l Reintegro o reembolso impositivo por exportación, si correspondiere, tal como si la exportación se realizare al extranjero.

l Reembolso especial del 5 % de mercaderías utilizadas por empresas industriales del AAE.

l Posibilidad de computar el IVA originado en la compra y/o fabricación de la mercadería exportada al AAE contra otras obligaciones fiscales.

l Tasa de estadística: se encuentra exento en base a una interpretación de la CSJN

III.- REQUISITOS PARA GOZAR DE LOS BENEFICIOS

Para gozar de los beneficios impositivos y aduaneros se debe demostrar que el origen de los bienes es el AAE. Esto se logra cuando los bienes se hayan producidos íntegramente en el AAE o hayan sufrido un proceso que implicara al tiempo de su exportación una transformación o trabajo sustancial.

La acreditación del origen se puede formalizar a través de dos modalidades: 1) apropiación de costos y gastos y, 2) adecuación de los procesos productivos.

La apropiación de costos y gastos consiste en la apropiación de costos y gastos al AAE a efectos de medir cuál es el porcentaje de costos y gastos que se incurren en el AAE. Se deben respetar los criterios que fijados por la CAAE (Comisión del rea Aduanera Especial) a través de la Resolución 18/93.

En tanto, la adecuación de los procesos productivos se logra adecuando los procesos productivos a lo que disponga la Secretaría de Industria, Comercio y Minería (SICyM) dependiente del Ministerio de la Producción de la Nación. Esta forma de acreditar origen es requerida para la producción de nuevos bienes.

IV.- COMO SE OBTIENEN LOS BENEFICIOS

Hasta el 31/12/2005 se encuentra vigente la posibilidad de obtener una autorización para la radicación de empresas industriales en el AAE al amparo del régimen promocional de la ley 19640, siempre que se trate de: (i) bienes cuya producción este habilitada en otros regímenes industriales promocionales vigentes en el ámbito del MERCOSUR; (ii) que no se produzcan en el TCN y, (iii) que no se trate de bienes incluidos en la lista del Anexo del decreto 490/2003. No se exige el cumplimiento de estas dos últimas condiciones para aquellos bienes que sean producidos exclusivamente para la exportación a terceros países.

El procedimiento para la tramitación de una nueva autorización consiste resumidamente en los siguientes pasos:

1. Se presenta una solicitud en el Gobierno de la Prov. de Tierra del Fuego conteniendo cierta información de carácter formal indicada en el Anexo II de la Res (SICyM) 105/2004, adjuntando el proyecto que se debe elaborar siguiendo la guía para su presentación incluida en el Anexo IV de la referida resolución.

También se debe adjuntar la acreditación de que los productos a producir se encuentra amparada por regímenes promocionales vigentes en el ámbito del MERCOSUR, lo que se logra mediante una certificación debidamente legalizada por la Consejería Económica Comercial de la República Argentina destacada en el país que corresponda.

Dentro de los 30 días se emite una opinión sobre la solicitud y se elevan las actuaciones a la Dirección Nacional de Industria dependiente de la SICyM.

2. Una Comisión de Evaluación, integrada por representantes de la Prov. de Tierra del Fuego y de la Dirección Nacional de Industria, efectúa un análisis preliminar de carácter formal y se pronuncia sobre la admisibilidad de la presentación.

El interesado debe adjuntar al expediente constancia de publicación de edictos durante tres días en el Boletín Oficial y en uno de los diarios de mayor circulación en el país indicando, entre otros datos, la descripción de los productos nuevos a fabricar, producción mínima comprometida, inversión y personal a ocupar. Estos edictos apuntan a proteger los intereses de las empresas que produzcan los mismos bienes en el TCN quienes pueden formular observaciones por escrito dentro de los 15 días hábiles a la última publicación y adjuntarlas al expediente. La constatación de la producción continental también puede ser de oficio si las circunstancias del caso lo aconsejaran.

3. La Comisión de Evaluación dispone de un plazo de 45 días hábiles computados luego de que venzan los 15 días hábiles posteriores a la publicación de edicpara emitir su informe con respecto al proyecto sometido a evaluación.

4. El informe emitido por la Comisión de Evaluación se eleva a la Dirección Nacional de Industria para su aprobación definitiva.

Cuando el proyecto presentado tenga por objeto la fabricación de productos nuevos cuyo proceso productivo no se encontrara previamente aprobado, el trámite puede demorarse 180 días más, plazo con el que cuenta la SICyM para aprobar el referido proceso productivo.

V.- CONTROL DEL RÉGIMEN

La autoridad de aplicación de un régimen promocional es el órgano que designa a los beneficiarios, controla el cumplimiento de los compromisos asuy aplica las penalidades que prevé el régimen para los incumplimientos que se detecten.

En el régimen de la ley 19640 el Poder Ejecutivo Nacional, a través de órganos dependientes de él, y la Gobernación de la Provincia de Tierra del Fuego son las autoridades de aplicación del mismo cumpliendo funciones distintas y muchas veces complementarias. La AFIP tiene a su cargo las funciones de fiscalización del cumplimiento de las obligaciones de los beneficiarios del régimen y también el control sobre el tráfico entre el AAE y el TCN. La SICyM del Ministerio de la Producción de la Nación juega un papel muy importante en el otorgamiento de nuevos beneficios.

Los incumplimientos meramente formales y reiterados en los compromisos asumidos por los beneficiarios son sancionados con multas de hasta el 1 % del monto actualizado del proyecto. Los demás incumplimientos, dependiendo de su graduación, podrían generar: 1) caducidad total o parcial de las medidas de carácter promocional otorgadas, 2) multas a graduar hasta el 10 % del monto actualizado del proyecto, y/o 3) pago de todo o parte de los tributos o derechos no ingresados con motivo de la promoción acordada, con más actualización e intereses.

En materia penal, se considera evasión agravada, reprimida con una pena de 3 años y 6 meses a 9 años de prisión la utilización fraudulenta de beneficios fiscales cuando el monto evadido superare la suma de doscientos mil pesos ($ 200.000), por cada tributo y por cada ejercicio anual. La obtención fraudulenta de beneficios fiscales también es reprimida con prisión de 1 a 6 años.

En lo que respecta a los delitos e infracciones en materia aduanera que podrían resultar aplicable, habrá que regirse por las disposiciones del Código Aduanero. Así, el contrabando es reprimido con prisión de 6 meses a 8 años y de 2 a 10 años cuando se trate de un contrabando calificado.

VI.- IMPUESTOS PROVINCIALES

El desarrollo de actividades económicas en la Provincia de Tierra del Fuego está alcanzado con impuestos y tasas provinciales como sucede en cualquier otra provincia. El régimen promocional de la ley 19640 comprende sólo impuestos nacionales aunque como veremos seguidamente también esta acompañado con beneficios en el orden promocional.

Los principales impuestos y tasas provinciales en Tierra del Fuego para actividades productivas son:

Impuesto sobre los ingresos brutos

Se determina aplicando el 1,5% sobre la facturación mensual de la empresa y no integra la base imponible del impuesto los ingresos originados en los beneficios provinciales.

Las exportaciones al exterior del país no se encuentran gravadas pero las ventas en el TCN de bienes producidos en el AAE se encuentran alcanzadas con el impuesto, aunque muchas de ellas gozan del beneficio de la “tasa cero .

Este beneficio significa la exención del pago del impuesto y alcanza a la mayoría de las actividades industriales, aunque quedan fuera del mismo entre otros, la fabricación de productos derivados del petróleo y carbón y la construcción de: a) máquinas y aparatos industriales eléctricos; b) equipos y aparatos de radio, televisión y comunicaciones y, c) aparatos y suministros eléctricos no clasificados en otra parte (lámparas, tubos eléctricos, pilas, conductores, bujías, etc.).

Los servicios de electricidad, gas y agua destinados a las industrias también gozan del beneficio de la tasa cero, al igual que ciertas actividades de construcción.

Sin embargo es importante mencionar que como consecuencia de la actual crisis social que aqueja a la Provincia se fijó una alícuota adicional del 0,5% aplicable desde el 1/3/2004 al 31/12/2004 (prorrogable por un año) a todas las actividades gravadas con el impuesto sobre los ingresos brutos, incluso las alcanzadas con el beneficio a tasa cero.

La tasa adicional se eleva al 1% cuando se trate de operaciones realizadas con organismos y dependencias del Estado Provincial y Municipal.

Tasas retributivas de servicios especiales del Ministerio de Economía, Obras y Servicios Públicos

Estas tasas, fijadas por ley 440 (art. 9), se aplican a los servicios prestados por el Ministerio de Economía, Obras y Servicios Públicos y reparticiones que de él dependen, entre ellas la Dirección Nacional de Industria y Comercio que exige las siguientes tasas para las actividades productivas:

Verificación de Procesos Productivos Otras actividades: es una tasa que se exige por los servicios de verificación de los procesos productivos, aplicable a todos los establecimientos industriales radicados en la Provincia de Tierra del Fuego. La alícuota es del 1% y la base imponible el valor FOB. de salida que figura en los respectivos permisos de embarque cumplidos de la mercadería que se trate, salvo que la misma fuera despachada desde la Provincia directamente hacia terceros países.

Certificados de Origen: es una tasa del 1 ë aplicable sobre el valor FOB. involucrado en la exportación para la cual se requiere certificado de origen para mercaderías originarias de la región en los términos de la ley nacional 23.018 o con destino al continente.

Impuesto de sellos

Es un tributo provincial que grava la instrumentación de ciertos actos, contratos y operaciones de carácter oneroso, formalizados en el territorio de la Provincia de Tierra del Fuego. También están gravados los otorgados fuera de esta provincia pero con efectos en ella.

Este impuesto se encuentra regulado en la Ley Territorial Nº 175 ratificada por la ley 89 y rige exclusivamente, según modificación ley 440 (BOP 1/02/99), para operaciones que involucren inmuebles y bienes muebles registrables y también a todas las operaciones efectuadas en el ejercicio de actividades hidrocarburíferas, sus servicios complementarios y los supuestos previstos en el artículo 21 del Título III, Capítulo IV de la Ley Nacional Nº 23.966.

La tasa general del impuesto es del 1% y se aplica sobre el valor económico del contrato gravado.

1 Miembro del departamento de impuestos de PriceWaterhouseCoopers (las opiniones vertidas en el artículo son propias del autor).

2 Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

3 El lector interesado puede ampliar el tema en libro "Beneficios fiscales y aduaneros en Tierra del Fuego", Mariano Cosentino, Ediciones Cooperativas, 2004.

4 Al año pasado el fisco se inclinó en que los bienes situados fuera del esta provincia quedaban alcanzados con el impuesto. Esta posición esa siendo bastante criticada ya que no considera el carácter de complementario al que hemos aludido y reconocido por el propio fisco.

5 Una opinión también criticable del Fisco se inclinó en considerar que las acciones de las empresas radicadas en Tierra del Fuego no están exentas.

6 El régimen también creó un AF ( rea Franca) formada por la superficie total de la Provincia con excepción de la Isla Grande de Tierra del Fuego. La geografía y el clima del AF hacen que sean muy dificultoso la instalación de emprendimientos industriales. La zona más apta (Islas Malvinas) lamentablemente hoy no se encuentra bajo soberanía Argentina. Por estas razones no nos referiremos a los beneficios aduaneros aplicables en el AF.



Noticias de tu interés