SI AVANZA UNA PROPUESTA DE LOS PA SES INDUSTRIALIZADOS

Los accionistas podrán opinar sobre los sueldos de los CEOs

Un grupo de trabajo de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico estudia medidas para reforzar los principios de gobernabilidad corporativa

Los principales países industrializados proponen que los accionistas de sociedades cotizantes tengan voz y voto directo sobre las remuneraciones y los beneficios de los altos ejecutivos y miembros del directorio, como parte de sus esfuerzos por endurecer su código de gobernabilidad corporativa.

Un grupo especialmente creado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico discutirá las propuestas en un encuentro que se realizará en París a principios de noviembre. Este equipo de trabajo desde 2002 se dedica a recomendar medidas que refuerzan los principios de gobernabilidad corporativa ya aprobados por los 30 países miembro.

Si bien la OCDE establece estándares de comportamiento para la conducción corporativa desde 1999, sus países miembro creen que no son suficientes para reconstruir la confianza de los inversores, después de los escándalos producidos a ambos lados del Atlántico.

Si bien los países desde entonces introdujeron sus propias medidas para fortalecer los códigos de gobernabilidad corporativa, los miembros de la OCDE creen que las acciones de nivel nacional no son suficientes. Ahora quieren redactar principios más severos.

William Witherell, director de asuntos financieros, fiscales y empresariales de la OCDE, afirma que los estatutos y las prácticas corporativas siguen limitando las preguntas que se formulan al directorio.

Los directorios supuestamente tienen que actuar como la “línea final de defensa contra las acciones de la gerencia que vayan en contra de los intereses de los accionistas, comentó Witherell. Pero agregó que recientemente en varios países había preocupación porque los directorios parecían sorprenderse por los desarrollos adversos o mostraban un comportamiento poco crítico hacia el CEO.

La remuneración de los ejecutivos en varios países no sólo es un tema político sino también económico ya que hay pruebas de que las estructuras de incentivos influyen en el comportamiento de las empresas, que no siempre atienden los intereses a largo plazo de la empresa o de los accionistas, comentó Witherell. También confirmó que está en discusión “el rol adecuado de los accionistas en la determinación de la remuneración de los ejecutivos y miembros del directorio.

“¿Deberían tener solo un voto de recomendación sobre la política remunerativa o deberían ampliarse sus derechos, permitiéndoles tener voz y voto sobre la estructura y el tamaño de los paquetes salariales? O ¿Es un tema que debería manejar un comité técnico compuesto por miembros del directorio independientes? , se pregunta.



Más de Impresa General