Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los Bemberg y Otero Monsegur toman el control de la citrícola San Miguel

La operación respondió a la necesidad de unificar la estrategia. Planean aumentar la presencia en el mercado de capitales, emitiendo ONs o más acciones

La frutícola tucumana San Miguel, la mayor productora argentina de limón, vivió en mayo un movimiento interno de acciones, que dejó afuera del negocio a un grupo de socios del MBA Banco de Inversiones. Aunque la entidad financiera nunca había formado parte de la compañía, sí eran accionistas algunos de sus miembros actuales, como Alejandro Reynal y Jorge Bustamante, y pasados, como el Fondo de Inversión Darby Overseas Partners (del ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, Nicholas Brady).

Estos últimos transfirieron a Luis Roque Otero Monsegur y a los Miguens-Bemberg una porción que supera el 10% de las acciones y que se traduce en 25% de votos de la empresa (que tiene acciones de 5 y otras de 1 voto). Ahora, el imperio familiar liderado por Carlos Miguens –hijo de la directora de cine María Luisa Bemberg– tiene el 35% de los votos, igual cantidad que Otero Monsegur, quien no quiso dar cifras exactas de la venta, pero afirmó que se trata de una suma superior a los u$s 4 millones. Entre ambos, ahora tienen el 52% del capital.

“Nos estamos comprando entre socios que teníamos proyectos distintos. Ahora se unifica el pensamiento y la estrategia”, afirmó a El Cronista Otero Monsegur, también presidente de la citrícola (e, igualmente, accionista de MBA).

Pese a que aclaró que no habrá cambios de rumbo significativos en el corto plazo, el plan es hacer más agresiva a la firma. Por caso, los socios pidieron autorización a la Comisión Nacional de Valores para lanzar una programa de Obligaciones Negociables por u$s 30 millones. “Aún no lo hemos concretado, pero es una posibilidad, así como la de hacer otra emisión de acciones”, dijo Otero Monsegur. “No queremos avanzar sobre los otros accionistas, sino tener más presencia en el mercado de capitales. Esta debería ser una compañía atractiva para los inversores”, añadió.

El resto de los socios a los que hace referencia son las AFJP, que entraron en el negocio apenas fueron creadas, en los ‘90 y hoy tienen aproximadamente el 29% del capital. El resto cotiza en Bolsa, a un precio que ayer cerró en $ 10,9, sin variación, pese a que la versión de la venta circuló durante la jornada.

San Miguel tiene 5.500 hectáreas plantadas y representa el 15% del mercado de jugo de limón concentrado del mundo. Creada en 1954 por la familia Mata, cambió de manos a comienzos de los ‘90 y se concentró en la exportación. Actualmente, vende al exterior el 95% de su producción y lidera la comercialización argentina de cítricos en los mercados internacionales.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar