EN SOLO CINCO HORAS SE INUNDARON CASI TODOS LOS BARRIOS PORTEÑOS

Llovieron 60 milímetros y Buenos Aires otra vez se convirtió en Venecia

Se estima que más de 600 personas debieron ser evacuadas por las tormentas que cayeron en Capital y Gran Buenos Aires desde la madrugada de ayer. La situación se podría complicar, ya que el Servicio Meteorológico anticipa que las precipitaciones pueden continuar hasta el domingo próximo

Los más de 60 milímetros de agua que cayeron desde las 6 de la mañana de ayer, hasta las primeras horas de la tarde, volvieron a convertir a la Capital Federal en una suerte de Venecia, aunque claro que sin el brillo de la ciudad italiana.

Liniers, Mataderos, Floresta, Palermo y Villa Crespo resultaron los barrios más afectados por las fuertes lluvias, y quedaron literalmente bajo el agua, dejando cerca de 600 evacuados.

En buena parte de las zonas más castigadas, según precisó el director de Defensa Civil, Daniel Russo, los anegamientos ocurrieron como consecuencia del desborde del arroyo Maldonado, a raíz del caudal de agua caída.

Con este panorama, el tránsito se transformó en un verdadero caos, a lo que contribuyó la interrupción de los servicios del transporte público. Por ejemplo, el servicio del Premetro estuvo cortado buena parte del día, al igual que la línea B del subte. El resto de los ramales funcionó con demoras durante varias horas. Lo mismo ocurrió con el ramal ferroviario de la ex línea Roca, que va de Constitución a Ezeiza.

El servicio de la ex línea Sarmiento estuvo interrumpido entre las estaciones de Moreno y Merlo, porque la última tenía sus vías anegadas. En tanto, entre Castelar y Once, el servicio funcionó hasta el mediodía con demoras y cancelaciones por inundaciones en varias estaciones, sobre todo en las de Ramos Mejía y Liniers, lo que obligó a las formaciones a circular con extrema precaución.

Las operaciones en el aeropuerto internacional de Ezeiza también sufrieron las consecuencias de las inclemencias climáticas. Durante toda la mañana y hasta pasado el mediodía, los vuelos quedaron suspendidos, en tanto que en Aeroparque las demoras fueron una constante durante casi todo el día.

Las complicaciones no dieron tregua, y durante la noche continuaban los anegamientos. Así, se produjeron varios kilómetros de cola en buena parte de las vías de egreso hacia el Gran Buenos Aires, además de la Autovía 2.

Lejos de reducirse, las complicaciones continuarán durante los próximos días para los habitantes de Buenos Aires

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que las condiciones climáticas seguirán siendo desfavorables hasta el domingo próximo “con posibles lluvias y tormentas intensas . Ante esto, el Gobierno porteño recomendó “tomar las precauciones del caso , a los vecinos.

Noticias del día