entrevista: Alberto Acuña, Director General de Symark para Iberoamérica

“Linux no superará a Unix todavía

El proveedor de soluciones de seguridad descree de la fiebre Linux. Cree que recién igualará a Unix en tres años entre las empresas medianas y grandes

La firma proveedora de software para soluciones de seguridad para Unix y Linux desembarcó hace un año en la Argentina y espera facturar u$s 100.000 este año. Alberto Acuña (foto), director regional de Symark, comentó que su empresa busca aprovechar la creciente demanda de seguridad por parte de los clientes después de un año en el que varias empresas sufrieron ataques.

–¿Qué productos ofrecen a los potenciales clientes?

–Nuestros productos son Powerbroker que restringe el acceso al root de Unix/Linux eliminando la necesidad de velar la contraseña de root, y Powerpassword que provee seguridad y autenticación a nivel de conexión a redes.

–Sin embargo existen otros proveedores que ofrecen productos similares. ¿Dónde ven ustedes la diferencia?

–Creemos que nuestros productos son no intrusivos, es decir que no afectan los sistemas ya instalados. Otra de nuestras herramientas es el registro de auditoria indeleble. No lo tiene ninguno de nuestros competidores ni Computer Associates, ni IBM y menos aún Sudo, un producto muy popular, pero shareware, con todas las contras que eso significa para la seguridad de una empresa. La herramienta permite registrar en un archivo todo lo que está pasando dentro de Unix en tiempo real o en replay. Hasta puede guardar información con el detalle de cada golpe en el teclado.

–¿Cómo resultó la llegada a la Argentina?

–Teníamos como prioridad llegar en diciembre de 2000, traté de ingresar pero por la crisis no volvimos a la Argentina hasta el último trimestre de 2002. Tenemos una base de prospectos muy sólida que junto a nuestros actuales clientes nos dan un panorama excelente para el año próximo.

–¿Qué porcentaje de la facturación global pertenece a Iberoamérica y a la Argentina?

–La empresa facturó, el año pasado, u$s 19 millones a nivel global gracias a las más de 100.000 licencias que tenemos vendidas. En cuanto a Iberoamérica, facturamos u$s 1 millón en 2002 y esperamos ventas por u$s 2,5 millones para el año que termina. En la Argentina, facturaremos aproximadamente u$s 100.000. Considerando que es nuestro primer año aquí, estamos muy contentos y creemos que el país ya empezó a crecer y lo hará sostenidamente, por lo cual espero cuadruplicar nuestra facturación local el año entrante.

–¿Cómo ven al mercado con respecto a Unix y a Linux?

–Nosotros apuntamos a empresas medianas y grandes, y en ellas Unix va a seguir siendo nuestro caballito de batalla. No creo que por el momento Linux vaya a reemplazar a Unix en los sistemas críticos. Igualmente vemos como muy positiva la compra de Suse por parte de Novell porque de esa manera las empresas van a tomar a Linux en serio. Cobrando, los proveedores de soluciones Linux pueden brindar un mejor servicio. Pero por ahora, Unix tiene 80% del mercado contra sólo 20% de Linux, quizás, dentro de tres años la tendencia empiece a revertirse para llegar a un escenario 50 y 50.

–¿Con qué problemas se encuentran en la región que no tienen en el resto del mundo?

–Una de las trabas que encontramos en Latinoamérica es la falta de inversión en seguridad informática. Según la consultora GartnerGroup, en toda la región durante 2002 y 2003 se invirtió en seguridad sólo 3% del presupuesto de IT, mientras que en los Estados Unidos el porcentaje supera 15%. Estamos hablando de una traba cultural. Pero por suerte las empresas latinoamericanas se están dando cuenta de que tener sus datos protegidos es una necesidad y están tomando precauciones para no tener problemas en el futuro.

Pablo Martín Fernández





Más de Impresa General