Martes  04 de Marzo de 2008

¿Le cuesta ahorrar? Los científicos dicen que es el cerebro el que se resiste

Misterio resuelto. Ya se sabe por qué “dejar para mañana lo que se puede gastar hoy” no es un refrán muy querido entre los mortales

Cuando se trata de inversiones, se sabe: la paciencia es amarga pero sus frutos son, casi siempre, dulces. Al menos eso piensan aquellos que desafían abiertamente las conclusiones de la “neuroeconomía”, una disciplina que estudia, en conjunto, al cerebro y al vil y desvelador metal.

Porque según se desprende de estudios, es mucho más significativo para la mente humana gastar hoy u$s 1 que hacerlo mañana. Ni hablar de utilizar ese billete dentro de seis meses o un año: para el cerebro, esto no existe como estímulo. En cierta forma, esto explicaría por qué, para muchos mortales con dinero, es taaaaan difícil ahorrar. Lo único que puede ayudar –algo– es la promesa de una recompensa mayor que estará esperando, ahí, al final del camino una vez se haya consumido el tiempo estipulado. Para el cerebro, el ahora manda, y el tiempo, más que nunca, es dinero ¡y lo quiere ahora!

Pisando con cuidado el terreno financiero, los lectores de El Cronista y aquellos que siguen las vicisitudes del mundillo del dinero conocen la respuesta. Una inversión a futuro puede reportar buenos dividendos. En todo caso, conocen la respuesta correcta. Esperar, esperar y no desesperar. Pero atención: la mente puede hacer trampa.

Porque si es arduo dejar de gastar mucho hoy, es más arduo guardarlo para mañana. Así, los niveles de dificultad crecen a medida que se hace más lejana la posibilidad de meter la mano en la billetera. Ni hablar del largo plazo: para la mente, en el largo plazo estamos todos muertos.

Existe un libro que ha indagado en la neuroeconomía y que ha tomado nota de estos experimentos: se llama “Your Money and your brain” y su autor es el especialista Jason Zweig. Justamente el autor se ha aventurado en los pasillos de la Bolsa de Nueva York. Hay que ver la “caja negra” de la visita. No hay datos para la Argentina. Pero en los Estados Unidos, apenas 11 meses de paciencia separan al inversor individual de uno profesional a la hora de comprar un papel en bolsa y luego venderlo.

Ratas de laboratorio

Con el traje de la ciencia enfundado, los investigadores formaron 3 equipos que, linterna en mano, se aventuraron a sondear la oscuridad que aún hoy existe en relación a cuánto se sabe del cerebro humano y sus actividades. La prueba parece haber sido sencilla: se les preguntó a algunos niños si preferían un pequeño sorbo de jugo ahora a uno grande después. Otra del mismo tipo fue consultarles si preferían un certificado para comprar libros por un monto ahora u otro certificado, de mayor valor, para comprar libros las próximas semanas.

Para el segundo grupo la cosa fue parecida. Se le ofreció a un grupo si querían u$s 20 inmediatamente y a partir de allí se les dio la posibilidad de elegir desde u$s 20,25 a las seis horas hasta los u$s 110 a los seis meses.

El tercer contingente soportó la oferta sobre muchos dólares hoy y más dólares –entre 5 y 30% extra– en seis meses.

La conclusión no se hizo esperar: cuando las emociones están a flor de piel, es más difícil esperar por la recompensa. Para el cerebro humano, aún la chance de tener una pequeña recompensa mañana es menos estimulante que poder hacerse hoy del dinero.

La historia pierde emoción de ahí para abajo. Unos dólares de más mañana tienen menos efecto que hoy. Para una persona, los u$s 20 son mejor que los u$s 23 con espera o que los u$s 47 en seis meses. En rigor –científico – el cerebro estaría dispuesto a esperar 3 semanas por una paga mayor, una tasa que anualizada arroja 4.800%.

Odiosa reflexión

A la hora de las motivaciones monetarias, existen otros estudios que han ligado el cerebro con el dinero. Los alemanes de la Universidad de Bonn señalaron que, a la hora de la recompensa, ésta es percibida mejor por el cerebro cuando va acompañada de una valoración positiva comparada con lo que percibe un compañero. En cambio, cuando se obtiene menos que el de al lado por hacer lo mismo, la motivación cae en picada. Los investigadores, entre los que había neurocientíficos y economistas, querían probar hasta qué punto la comparación social era importante como estímulo, frente a quienes pensaban que lo importante era lo que uno considera justo por la realización de un trabajo y no lo que pasa alrededor. Lo sorprendente fue que se toparon con un factor inesperado: cuando dos participantes recibían el mismo pago, los estímulos cerebrales eran moderados. Sin embargo, si a uno de ellos lo recompensaban más que al otro, la activación era mayor en el que ganaba más. ¡Tiembla Nietzche!

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,289080,750086,7500
DÓLAR BLUE-1,3072147,0000151,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-2,4078-144,7026
EURO0,431798,876699,1228
REAL1,454415,801215,8423
BITCOIN1,006619.412,690019.420,0900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,851934,3750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-2,985132,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,721135,7500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000033,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-7,058879,0085,00
CUPÓN PBI EN PESOS2,39521,711,67
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,211055.268,9000
BOVESPA0,2900111.878,5300
DOW JONES0,290029.883,7900
S&P 500 INDEX-0,06243.669,0100
NASDAQ0,230012.349,3660
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,1925428,7072423,6550
TRIGO CHICAGO-1,5571209,0717212,3786
MAIZ CHICAGO0,7757166,2335164,9540
SOJA ROSARIO0,2985336,0000335,0000
PETROLEO BRENT1,015548,740048,2500
PETROLEO WTI0,861345,670045,2800
ORO0,83801.841,00001.825,7000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology