Lunes  02 de Febrero de 2009

Las inversiones en I+D tampoco llegan a la Argentina

Según un estudio de Booz & Company, los países en desarrollo ya captan más del 50% de los desembolsos en Investigación y Desarrollo de las empresas del Primer Mundo, un presupuesto que alcanzó los u$s 492.000 millones y que viene en ascenso. El acceso al talento y a los mercados potenciales son los mayores motivos por los que las compañías desplazan sus actividades de I+D, una oportunidad que Argentina aun no aprovechó.

El desplazamiento de la producción hacia países con menores costos formó parte de la primera ola del outsourcing. Hoy, las empresas no sólo mudan sus fábricas, sino también sus centros de Investigación y Desarrollo, en una tendencia que se afianza cada año. En 2007, nueve de cada 10 empresas invirtieron en I+D fuera de sus países de origen, según el informe de Booz & Company, “Beyond Borders: The Global Innovation 1000”. El estudio reveló que los presupuestos de I+D alcanzaron los u$s 492.000 millones en las 1.000 compañías que más invierten en I+D, un 10% más que el año anterior.

“Las compañías líderes están gastando más del 50% de sus presupuestos de investigación y desarrollo fuera de sus países de origen”, dice Ariel Fleichman, director de la oficina de Buenos Aires de Booz & Company. Hay países netamente exportadores de inversión en I+D, como los Estados Unidos, Japón y Suiza; y otros que son receptores de esas inversiones como China, India e Israel. “Sin embargo, lo que se da es un doble flujo de este tipo de inversiones, porque los países que invierten en el exterior, también reciben inversiones en I+D de compañías extranjeras”, aclara el analista.

Por caso, las empresas norteamericanas invierten un 60% de sus presupuestos de I+D en terceros países, pero a su vez, el 40% del dinero invertido en I+D en los Estados Unidos proviene de compañías con sede en otros países. También Alemania, Reino Unido, Francia y Japón son ejemplos significativos del doble flujo de inversiones en este campo.

China e India fueron, por su parte, los países que mayor volumen de inversiones en I+D recibieron (u$s 24.700 y u$s 12.900 millones, respectivamente), mientras que las inversiones de estos dos colosos para investigar en terceros países fueron mínimas.

A nivel local, aunque ninguna de las empresas nacionales rankea en la lista de las que más invierten en investigación (aunque sí figuran compañías brasileñas y mexicanas), “la Argentina tiene una oportunidad de recibir inversiones en I+D”, asegura Fleichman. “El país cuenta con recursos humanos muy calificados, justamente en los tres sectores donde más se está invirtiendo en I+D: software e informática, salud e industria automotriz”, aclara.

La instalación de centros de desarrollo de software por parte de importantes compañías tecnológicas como Motorola e Intel, el mayor número de ensayos clínicos (patrocinados por laboratorios multinacionales) que se desarrollan en el país y el proyecto de fabricación de un motor nacional en la provincia de Córdoba son prueba de esta tendencia.

El estudio de Booz & Company analizó la distribución geográfica de las 184 compañías públicas que más inivierten en I+D en el mundo. El gasto de este grupo de empresas durante 2007 fue de u$s 351 mil millones, lo que representa un 71% del gasto total de las 1.000 empresas que más invierten, y un 57% de la inversión privada en I+D.

En el top 10 de las que más invierten figuran: Toyota, General Motors, Pfizer, Nokia, Johnson & Johnson, Ford, Microsoft, Roche AG, Samsung Electronics y GlaxoSmithkline, en ese orden. El monto de las inversiones de las compañías del Top 1.000 oscila entre los u$s 8.400 millones de Toyota y los u$s 53,4 millones de la compañía coreana Dongbu Hiteck Co, que se ubica en el último puesto.

De acuerdo al estudio de Booz, aquellas empresas que invierten más del 60% de sus presupuesto de I+D en el exterior obtienen una mejor performance, medida en términos de facturación por ventas, retorno de la inversión y capitalización bursátil. Sin embargo, cuanto menos dispersa está esta red internacional de I+D, mayor es la rentabilidad.

Las empresas que manejaron una red multi-geográfica con pocos pero más grandes centros de investigación, aumentaron 20% más sus ingresos en los últimos tresaños. “Las operaciones de I+D concentradas mejoran la coordinación entre diferentes sitios y focalizan el talento de una empresa en sus áreas de I+D que se benefician por la escala”, señala Kevin Dehoff, socio de Booz & Company. Siguiendo este esquema, las compañías globales tieneden a localizar sus centros de investigación en aquellos lugares donde hay un desarrollo específico de ciertas especialidades: ingenieros automotrices en la India, e ingenieros electrónicos en China.

Buscadores de talento

De acuerdo al estudio, hay tres sectores que concentran dos tercios de las inversiones: informática y electrónica (29%), salud y farma (22%) e industria automotriz, 16 %(ver gráfico). Asimismo, la reducción de costos está perdiendo importancia a la hora de decidir la relocalización de las inversiones en I+D. Esto se debe, por un lado, a que los salarios de investigadores y profesionales están creciendo en las economías emergentes, a medida que aumenta su demanda. Por otra parte, factores como la proximidad a los mercados de mayor crecimiento (como los de los países emergentes) y el atractivo de las nuevas ideas están ganando terreno.

En la industria automotriz, la mayor demanda de autos se está dando en los países emergentes, pero se trata de modelos con características de diseño y prestaciones muy diferentes al tipo de autos que se venden en mercados maduros como Europa y los Estados Unidos.

Nada mejor que contar con diseñadores y técnicos locales que conozcan bien las necesidades y gustos del nuevo público. “De aquí a cinco años, la mayoría de nuestros ingenieros trabajarán en China, India, Brasil y la República Checa, porque es allí donde se venderán más autos”, destaca el vicepresidente de Visteon Company, una autopartista norteamericana proveedora de Ford.

Otro tanto ocurre con la industria del software y la electrónica de consumo. “Difícilmente nuestros investigadores en Palo Alto o Cupertino puedan imaginar teclados de PC para los 23 idiomas que se hablan en la India”, admite un ejecutivo de HP. La compañía de Sillicon Valley invierte actualmente sólo el 20 % de su presupuesto en los Estados Unidos. El resto lo desembolsa en sus centros de investigación en Israel, India, Rusia, China, Japón y Reino Unido. La inversión va donde está la gente capacitada (asociado a la existencia de excelentes universidades tecnológicas) y no necesariamente donde los costos son menores.

En cambio, en el sector salud, las grandes farmacéuticas continúan llevando a cabo la investigación básica en los laboratorios de sus países de origen, y trasladan la investigación clínica (en personas) a otras naciones donde los costos de probar nuevas drogas son menores. De este modo, Novartis investiga fármacos contra las enfermedades tropicales en Singapur y Merk mantiene un Centro de Biodiversidad en Costa Rica, con el objetivo de descubrir componentes naturales que den lugar a nuevos medicamentos. Estos proyectos se llevan a cabo mediante acuerdos con universidades y centros de investigación en cada uno de los países.

Lo que se viene

La inversión en investigación y desarrollo es vital para el sostenimiento de las empresas y la única alternativa para emprender un camino de crecimiento, sobre todo en sectores altamente innovadores como la informática y la industria farmacéutica. En los últimos años, la inversión en I+D viene creciendo y la tendencia seguirá siendo positiva en el futuro.

Sin embargo, los analistas advierten que el actual escenario de hecatombe financiera global probablemente provoque una revisión de los presupuestos de investigación en la mayoría de las industrias. “No es posible asegurar hoy en qué medida los desembolsos en I+D serán afectados. En primer lugar, hay que ver cuánto dura la crisis. Y en segundo lugar, diferenciar la estrategia de cada empresa. Hay compañías que mantienen presupuestos fijos y otras que destinan a investigación un porcentaje de sus ventas”, dice Fleichman, de Booz Argentina.

También es cierto que hay industrias mucho más sensibles a las crisis que otras. Las previsiones de venta de autos después del credit crunch cayeron mucho más que las de medicamentos. “De todos modos, las inversiones en investigación y desarrollo no se determinan por cuestiones coyunturales sino que son decisiones a largo plazo. Y no hay crisis que dure 100 años”, concluye Fleichman.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,303076,750082,7500
DÓLAR BLUE-0,5525176,0000180,0000
DÓLAR CDO C/LIQ3,9844-171,5871
EURO0,361191,621091,9441
REAL0,329113,825713,8715
BITCOIN1,484911.928,610011.938,8200
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS5,625031,6875
C.MONEY PRIV 1RA 1D-3,225830,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,985132,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000092,0092,00
CUPÓN PBI EN PESOS1,19051,701,68
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,061049.162,1300
BOVESPA1,910098.657,6500
DOW JONES0,400028.195,4200
S&P 500 INDEX0,47273.426,9200
NASDAQ0,330011.478,9830
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,0197391,3205387,3706
TRIGO CHICAGO1,0367232,7714230,3831
MAIZ CHICAGO0,9254161,0172159,5408
SOJA ROSARIO1,9969332,0000325,5000
PETROLEO BRENT0,422342,800042,6200
PETROLEO WTI0,341041,200041,0600
ORO0,14161.909,10001.906,4000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology