Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Lanzan una herramienta para medir la efectividad municipal

Permitirá a los gobiernos locales hacer un seguimiento de sus actividades, con el objetivo de comparar y medir su rendimiento con el de otros años.

Lanzan una herramienta para 
medir la efectividad municipal

Las exigencias de una sociedad en constante cambios invitan a evaluar diversas maneras de encarar la gestión municipal. Para el especialista en gobiernos locales y profesor universitario Daniel Cravacuore, medir la eficiencia es justamente uno de los desafíos más importantes que tienen las intendencias hoy, para la "optimización de los recursos municipales". Hacerlo no es una quimera, sino que es posible a través de sistemas indicadores "que permitan medir la eficacia y eficiencia de las políticas", entendiendo que "debe tratase de un gobierno con competencias propias, no un mero ejecutor de políticas originadas en otros niveles de gobierno".
En este sentido, la subsecretaria de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior de la Nación se encuentra impulsando un ranking de eficiencia para "medir" las actividades de gestión gubernamental de los municipios. Gobierno e Intendencias dialogó con Lucas Delfino, subsecretario de Gestión Municipal, sobre la puesta en marcha del ranking de eficiencia que tienen como fin servir como un instrumento "objetivo e imparcial que estimule las gestiones locales".

La vara de la gestión

¿De qué trata esta herramienta de medición? Dice Delfino que de una oportunidad de "ver la película, en lugar de la foto", entendiendo que cada intendente heredó un municipio en diferentes circunstancias, como también hay casos en los cuales hay intendentes que llevan más de una gestión. "La idea es que cada gobierno local compita contra sí mismo viendo de dónde parten y hasta dónde pueden llegar", explica. Las principales variables en el ranking son situación fiscal, porcentaje de presupuesto municipal que se dedica a las obras públicas, porcentaje de ejecución presupuestaria, porcentaje de empleados con respecto a la población y accesibilidad de la información pública, o también llamada transparencia.
El funcionamiento del ranking de eficiencia y transparencia se encontrará a cargo de un grupo interdisciplinario, compuesto por especialistas en gobiernos locales, abogados, politólogos, docentes y consultores. Se trata, por ahora, de una propuesta "voluntaria" para municipios con más de 50.000 habitantes.
El número es debido a un "corte" necesario para "cuantificar y establecer parámetros de medición homogéneos", asegura Delfino, y señala que se podrá participar a través de un formulario en la página web de Ministerio del Interior. La inscripción se va a lanzar durante el primer semestre. Aunque no se conozca fecha precisa, aseguran desde la Subsecretaría que "probablemente sea en abril".

Por amor a la gestión

En otro orden, Cravacuore destaca la importancia de que un municipio preste atención a las discusiones de nuevas normas, dado que existe un "gran déficit normativo en términos de la planificación urbana, de regulación de actividades en el territorio y de cuidado del medio ambiente", por eso "debe hacerse un esfuerzo en lograr la institucionalización de las políticas, para evitar que las percepciones coyunturales de los funcionarios definan la acción municipal".
Las nuevas tecnologías, tanto en procesos administrativos, como en la gestión urbana, es un tema que se encuentra íntimamente relacionado con la eficiencia la gestión para Cravacuore, dado que "nuestros municipios muestran una creciente distancia con la revolución tecnológica", por lo que "una mayor convergencia de la labor municipal con la imagen social de su funcionamiento, limitando la erosión de la gestión municipal, sometida a la incesante marea del cambio social", asegura el director de la Maestría en Gobierno Local de la Universidad de Quilmes.

Ni premios ni castigos

Desde el ministerio del Interior, Delfino asegura que, en todo caso, el premio es simbólico. Los primeros 50 con chances para acceder a créditos externos, por encima de la distribución automática de fondos nacional y provinciales. "Es reconocer de forma objetiva a las gestiones que hicieron las cosas bien, mediante datos e información, terminando con cualquier especulación política". En materias de obras públicas, por ejemplo, habrá premiar a los que ejecuten en tiempo y forma, dándoles prioridad. "Aquellos municipios que no quieran participar por el motivo que fuere, son libres de hacerlo, con las garantías de que seguirán teniendo un trato equitativo e igualitario por parte del Gobierno Nacional", aunque "se pierdan la oportunidad histórica, de poder ser reconocidos y valorados por sus gestiones".

Por el mundo

El sistema de medición propuesto para la Argentina ya existe en otros países. Por ejemplo, en Brasil, dónde hay un ranking que mide aquellas ciudades que brindan mejores servicios básicos a la población usando menos cantidad de recursos financieros. También México cuenta con un índice de desarrollo humano municipal dónde se mide el nivel de desarrollo de cada localidad, nivel educación, nivel de ingresos, entre otros. Guatemala, por su parte, presenta una experiencia en la construcción de un ranking municipal que contempla variables administrativas, financieras, de servicios públicos, y de gobernabilidad.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar