Viernes  04 de Enero de 2008

La semejanza del modelo productivo de hoy con el modelo de los ’90

El motor del crecimiento sigue siendo el consumo desigual y el mercado interno. Para que el desarrollo sea sustentable, se necesita una estrategia de productividad y valor agregado a las exportaciones. Los ‘sustituidores’ se vuelcan ahora a la importación

El patrón de crecimiento del denominado modelo productivo vigente es el mismo que el de la denostada convertibilidad de los noventa. Crecimiento liderado por el consumo desigual y orientado al mercado interno, con exportación de excedentes. Para superar la dicotomía mercado interno-mercado externo, el mercado doméstico debe transformarse en la plataforma de una estrategia de productividad y valor agregado exportable. Es la única posibilidad de crecimiento sustentable para alcanzar el desarrollo económico y social.

Las cifras del propio INDEC no pueden ocultar la realidad. Desde el 2003 al 2006 el Producto Bruto creció un 40.5%. Si a ese crecimiento se lo descompone en consumo, inversión y demanda externa neta (exportaciones menos importaciones) observamos que un 70% estuvo asociado al consumo, un 42% a la inversión, y que el sector externo, aún con saldo positivo, tuvo una contribución negativa debido a una combinación de crecimiento leve de las cantidades exportadas y a una expansión acelerada de las importaciones (fiel reflejo de la presión de demanda doméstica). El consumo privado fue el motor de la recuperación, y el sector externo sigue siendo la cenicienta de la película. Las cifras del 2007 confirman y profundizan este patrón.

Durante la convertibilidad el consumo interno -que representaba el 75% de la demanda agregada- estuvo fogoneado por el poder de compra que daba el dólar barato. En esta década, luego de la licuación de pasivos y la caída de los salarios producida por la megadevaluación, el poder de compra se reconstituyó a partir de un combo que incluye la recomposición del empleo y del salario, el congelamiento de precios y tarifas de servicios públicos, las retenciones para divorciar precios internos de los internacionales y subsidios por doquier. La convertibilidad tuvo sus hijos y entenados, y el modelo productivo también los tiene. Entre los hijos ha habido cambio de posiciones: los roles estelares del sector de la banca y los servicios durante los noventa fueron ocupados por protagonistas del sector industrial, con la honrosa excepción del sector turismo, uno de los que mejor entendió el desafío exportador. Los entenados siempre terminan perdiendo: padecen la fiesta del consumo desigual y, cuando hay que pagar la factura, soportan los mayores costos del ajuste. Es cierto que el modelo productivo se beneficia de un período excepcional de vacas gordas en el mundo (también lo tuvo la convertibilidad hasta el Tequila), pero eso sólo significa que podemos colocar más excedentes exportables temporalmente, o compensar caída de cantidades por precio para mantener un saldo comercial externo positivo mientras dure la bonanza. Nada que ver con un modelo productivo exportador.

¿Cómo es posible que un modelo de dólar competitivo termine generando un patrón de crecimiento semejante al de un dólar barato? La paradoja tiene una explicación política: la incapacidad argentina de acordar un núcleo de coincidencias básicas que siente las bases de un proyecto de desarrollo económico y social. El patrón de crecimiento orientado al mercado interno siempre se termina imponiendo por defecto y como herramienta para sostener la reactivación en el corto plazo.El dólar competitivo es instrumental a una estrategia de crecimiento orientada a los mercados internacionales. Pero la herramienta se desnaturaliza si la estrategia exportadora no existe. Al principio alienta la sustitución de importaciones, hasta que el patrón de consumo desigual termina depreciando el dólar por inflación de los precios internos. Conocedores de la historia, muchos ‘sustituidores‘ vuelven a reconvertirse en importadores. El circuito retroalimenta la dependencia del consumo público o privado.

Varios países vecinos tienen una dinámica exportadora superior a la nuestra. En el 2002 las exportaciones de Chile eran un 30% inferior a las argentinas. En el 2006 las superaron en un 25%. Para reflexionar.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000080,500086,5000
DÓLAR BLUE-0,6536148,0000152,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,0539-148,1928
EURO0,503199,148599,1933
REAL1,193715,793615,8016
BITCOIN0,840319.376,370019.388,1200
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,851934,3750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-7,142932,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-6,535935,7500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000033,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000085,0085,00
CUPÓN PBI EN PESOS3,59281,731,67
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,262055.268,9000
BOVESPA0,1300111.878,5300
DOW JONES0,000029.883,7900
S&P 500 INDEX0,00003.669,0100
NASDAQ0,000012.349,3660
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,7589426,8701423,6550
TRIGO CHICAGO0,0000212,3786212,3786
MAIZ CHICAGO0,4177165,6430164,9540
SOJA ROSARIO0,0000335,0000335,0000
PETROLEO BRENT-0,103648,200048,2500
PETROLEO WTI-0,331345,130045,2800
ORO0,85991.841,40001.825,7000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology