Una muestra de gira por América Latina

La mirada de Sverre Fehn

La exposición sobre el ganador del Pritzker se inauguró en Brasil. Debía llegar al MNBA, pero trabas aduaneras impiden su desembarco

El trabajo del maestro noruego Sverre Fehn está siendo conocido, por primera vez y de primera mano, en este rincón del planeta. A los 79 años, Fehn es considerado como uno de los arquitectos más importantes de la segunda mitad del siglo XX. Fue merecedor del Premio Pritzker en 1997, máximo galardón mundial para esta profesión. La exhibición que desde entonces recorre el mundo, fue realizada por iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega y concebida por el Museo de la Arquitectura de Noruega. Ulf GrØnvold, director de este museo, comentó: “Fehn hizo su entrada en la escena de la arquitectura internacional con el diseño del Pabellón Noruego en la Exposición Mundial de Bruselas de 1958. Salvo algunos proyectos en Suecia e Italia, todos sus edificios están localizados en Noruega. Ésta es probablemente la razón por la cual permaneció como un arquitecto de arquitectos por tanto tiempo, un profesional altamente respetado entre sus colegas, cuya reputación internacional creció lentamente .

Un dato llamativo es que Fehn prefiere seguir con su labor de artesano de espacios con la misma simpleza que al comienzo de su profesión, dibujando con tiza sobre un pizarrón, casi en completa ausencia de computadoras.

La exposición que acaba de concluir en Brasil se centra en 18 obras que el maestro noruego diseñó en sus más de cinco décadas de trayectoria: las maquetas se combinan con fotos, dibujos y comentarios de Fehn sobre cada obra. Se destacan el Pabellón Noruego para la Exposición Mundial de Bruselas, el Pabellón Nórdico para la Bienal de Venecia, el Museo Hedemark y el Museo de Glaciares en Noruega. Fehn también diseñó algunas viviendas privadas, una de las cuales, Villa Busk, en Bamble, Noruega, fue considerada como edificio de valor patrimonial poco tiempo después de ser terminada en 1990.