Lunes  17 de Noviembre de 2003

La inserción internacional es el real soporte del empleo y los salarios

La apuesta al consumo tiene su límite en un mercado reducido y con gran porcentaje de pobreza. La verdadera salida para crear empleo es una estrategia exportadora con competitividad

Desde 1860 hasta 1930 la tasa de crecimiento de la Argentina tiene pocos antecedentes en la historia de la economía... Un elemento clave de aquel crecimiento fue la exportación de productos del sector rural... Las tasas de crecimiento sectorial indican que el dinamismo surgido de las exportaciones y de la entrada de capital a ellas asociada se propaga también a otros sectores de la economía”. Carlos Díaz-Alejandro, Ensayos sobre la Historia Económica Argentina (1967).

Una estrategia de desarrollo basada en el consumo, aún si fuera inicialmente exitosa, rápidamente encontraría los límites que imponen un mercado interno reducido y con la mitad de la población bajo la línea de pobreza. La clave pasa por impulsar una fuerte expansión y diversificación sostenida de las exportaciones, que amplíe el mercado para nuestras inversiones, y que se propague al empleo y los salarios, que son la verdadera base del consumo.

Las recetas basadas en la sustitución de importaciones sólo tuvieron un éxito relativo en economías continentales como la India y Brasil, en las cuales las ganancias de escala asociadas a la expansión mercado-internista permitían un aumento significativo, pero aún así limitado, de la productividad y el ingreso. Las economías pequeñas que han crecido y reducido la pobreza de manera sostenida, como Corea y Chile, lo han hecho priorizando a las exportaciones y la inversión como los motores del desarrollo.

¿Cómo lograr el círculo virtuoso exportaciones-inversión-consumo? Durante 1995-1998 tuvimos una oportunidad de hacerlo y la dilapidamos. Nuestras exportaciones crecían rápidamente estimuladas por el Mercosur y por altos precios de los commodities, apuntaladas por una alta tasa de inversión. Y sin embargo la desigualdad y la pobreza aumentaron. ¿Qué pasó? Pues que un bajo costo de capital en relación al trabajo, junto a regulaciones laborales rígidas y alta presión impositiva, llevó a una sustitución de empleo por máquinas que limitó la propagación del impulso externo al mercado doméstico. En el presente, con un contexto externo aún más favorable, tenemos una gran oportunidad de ingresar en una senda exportadora pro-empleo ya que la relación costo del capital-salarios hoy favorece ampliamente al uso de trabajo. Pero las políticas y regulaciones que trababan la expansión del empleo formal siguen aún vigentes.

Nuestra competitividad industrial actual está basada casi exclusivamente en la devaluación y en el congelamiento de tarifas, que compensan la menor productividad laboral y el alto costo del capital. Pero no podemos depender para siempre de un tipo de cambio real súper-alto que redistribuye ingresos en contra de los trabajadores y dificulta la reestructuración de la deuda externa. Hay que avanzar decididamente en una agenda pro-competitividad.

Una de las razones por las que se prioriza hoy el estímulo al consumo es que resulta mucho más barato, y menos engorroso, a un empresario vender en el mercado doméstico que salir a exportar. Para competir globalmente hace falta armar cadenas de distribución y redes logísticas, diferenciar productos, establecer estándares, ingresar a cadenas de valor globales, etcétera. Procesos que suponen importantes inversiones que a su vez requieren de un horizonte regulatorio, tributario y macroeconómico medianamente estable y favorable.

El escenario de la competencia global requiere, del lado privado, de verdaderos empresarios y, del gobierno, un enfoque de estadistas. Para favorecer el despegue exportador el Estado debe contribuir por las siguientes vías:

Una estructura arancelaria que no discrimine en contra de las exportaciones, encareciendo la tecnología importada y fomentando el mercado-internismo.

Una política agresiva de negociaciones comerciales internacionales, en la que afortunadamente la Cancillería está muy involucrada.

Una reducción del sesgo anti-exporta

dor que hoy suponen las deficiencias en la intervención pública en numerosas operatorias de comercio internacional y en la infraestructura de transporte.

Evitar las políticas fiscales pro-cíclicas, que anticipan mayor presión tributaria, o menor crédito, en tiempos de menor actividad económica.

Reducción costo del capital y recuperación del financiamiento por vías que incluyen no sólo la reestructuración de deuda y de bancos, sino además instrumentos novedosos (alquiler de Boden, etcétera).

Tenemos nuevamente la oportunidad de optar por seguir el camino de los tigres asiáticos, retomando la senda descripta por Díaz-Alejandro, o resignarnos a un lugar cada vez más pequeño en el mundo.



Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000074,250079,2500
DÓLAR BLUE-0,7143135,0000139,0000
DÓLAR CDO C/LIQ3,5854-137,1493
EURO0,267989,036789,2752
REAL0,233613,955013,9892
BITCOIN-0,503910.879,070010.885,3400
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,271229,8750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-7,692318,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-7,317119,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000028,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000090,0090,00
CUPÓN PBI EN PESOS2,85711,801,75
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL4,232039.799,8900
BOVESPA-1,8100100.097,8300
DOW JONES-0,880027.901,9800
S&P 500 INDEX-1,11833.357,0100
NASDAQ-1,070010.910,2770
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,4827383,5125377,9091
TRIGO CHICAGO3,7753212,1031204,3869
MAIZ CHICAGO0,7995148,9114147,7303
SOJA ROSARIO2,4823289,0000282,0000
PETROLEO BRENT-0,485043,090043,3000
PETROLEO WTI-0,048840,950040,9700
ORO0,61861.952,00001.940,0000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology