HOY VENCE LA CONCILIACIÓN OBLIGATORIA, PERO PODR AN EXTENDERLA POR CINCO D AS

La industria alimenticia espera definición del acuerdo de Arcor

Las partes esperan alcanzar un acuerdo en una audiencia a las 15.30 en Trabajo. Pero el sindicato sigue reclamando $ 1.800 y la empresa ofrece $ 800 más cajas de alimentos

El conflicto entre Arcor y sus trabajadores por la negociación del plus salarial por inflación, que se arrastra desde fin del año pasado, debería resolverse hoy, ya que esta noche vence la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo. Sin embargo, hasta ayer las partes se mantenían intransigentes, por lo existe una gran posibilidad de que el Gobierno prorrogue por cinco días más su mediación.

El conflicto, que comenzó ante la negativa de la empresa de pagar un bono de $ 450 mensuales entre enero y abril –mes en el que comienzan las paritarias–, mantiene en vilo a toda la industria alimenticia, que espera con ansias la resolución de esa negociación para saber a qué reclamos atenerse. Sucede que muchas empresas líderes del sector cerraron la discusión en un pago de $ 150 por mes, cifra que se aleja bastante del planteo que el Sindicato de Alimentación de Córdoba le realizó a la firma liderada por Luis Pagani. “Después van a venir a pedirnos que equiparemos la propuesta de Arcor , manifestó preocupado un directivo de otra empresa.

La conciliación obligatoria vence esta medianoche, pero durante la tarde los representantes del sindicato que preside Héctor Morcillo y de la empresa se reunirán en la cartera laboral para intentar avanzar en un acuerdo. “Hoy (por ayer) tuvimos una audiencia, pero no hubo avances. Mañana (por hoy) nos volvemos a reunir en Trabajo. El reclamo es por un plus de $ 1.800 que compense el desajuste de la inflación, pero hasta ahora la empresa sólo ofreció una caja de mercaderías de $ 300 y $ 800 en efectivo, lo que es rechazado por los trabajadores , aseguró Morcillo a El Cronista. El abogado laboralista Lucio Garzón Maceda, quien asesora al sindicato, agregó que el reclamo del gremio se condice con la “suba de entre 35% y 37% que tuvo el rubro alimentos y bebidas durante 2007 .

Fuentes allegadas a Arcor desmintieron que la empresa haya realizado una oferta de $ 1.100 y se manifestaron esperanzadas en que hoy pueda alcanzarse un acuerdo. “Están reclamando un 30% de aumento sobre el salario básico antes de ir a paritarias. A este ritmo, no nos bajaremos del 25% de incremento en el año , señaló una de las fuentes.

Los industriales argumentan que el sector alimenticio no está en condiciones de otorgar esos niveles de aumento porque, además del costo salarial, están afrontando fuertes incrementos en los precios de las materias primas, alzas que no pueden trasladar a precios tan fácilmente debido a los controles del Gobierno.

De todas maneras, el boom del consumo y el aumento de precios de los productos que no componen la canasta básica contribuyeron a que la rentabilidad del sector casi ni se resienta.

De acuerdo con el estudio presentado por los técnicos del Indec, en contraposición a los datos oficiales, el alza de precios en alimentos y bebidas osciló entre el 36% y el 38% durante 2007. Estos números, que difieren ampliamente del 8,6% publicado por el organismo estadístico, indican que las empresas terminan trasladando a precios parte de los incrementos en sus costos.

Morcillo reprochó que la Arcor amenace con subir los precios de los productos para hacer frente al pago de los aumentos salariales. “El año pasado, la firma remarcó los precios de los productos de kioscos en 55,5% promedio, mientras el aumento salarial promedio fue del 20%, con lo cual tiene un margen suficiente para poder pagar más a los trabajadores sin tocar el precio de sus productos ni generar temor en la población , sostuvo el dirigente gremial.