Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"La gente tiene el petróleo incorporado"

Con su proyecto sobre producción y almacenamiento de energía limpia de forma sustentable, la investigadora del CONICET ganó el premio L’Oréal-Unesco. Los detalles de lo construido en 16 años, los avances logrados con el hidrógeno y el aporte de la nanotecnología.

Obtener hidrógeno como fuente limpia para generar energía, pero sin utilizar para ello combustibles de origen fósil –emisores de dióxido de carbono (CO2), uno de los gases que produce el cambio climático– o desperdiciar recursos. Tal es el desafío que se planteó Fabiana Gennari, investigadora principal del CONICET en el Centro Atómico Bariloche, y ganadora de la edición 2016 del premio L’Oréal-Unesco Por las mujeres en la ciencia (ver recuadro).
Al frente de un equipo de once, lleva 16 años abocada al proyecto y subraya la importancia de las personas con quienes comparte su tarea diaria. "El grupo es lo más importante", no duda en enfatizar. "Yo valoro que cada uno sabe lo que tiene que hacer, nadie está arrastrado por otro, cada uno tiene su propio tema, siente los logros, que son parte de un proyecto más grande. Cada uno siente que su contribución es importante. Es así", añade, en diálogo con El Cronista, medio con quien compartió los detalles de su proyecto.

- ¿Cómo comienza el proceso?
El tema inicial con el que me uní a trabajar al Departamento Fisicoquímica de Materiales del Centro Atómico de Bariloche tenía que ver con el desarrollo de materiales para almacenamiento de hidrógeno. De esa manera sería posible usarlo como un vector energético, es decir, generarlo a partir de una fuente intermitente, como puede ser la solar o la eólica, y estos materiales sólidos serían capaces de capturarlo para poderlo usar en momentos en que el sol o el viento no estuvieran disponibles. También sirve para transportar esa energía. Ese era mi tema inicial. Después, fui incorporando otras cosas.

n Hoy, el hidrógeno se produce a partir de combustibles fósiles, por lo que no es una energía 100% limpia...
Sí. Hoy por hoy, un porcentaje mayor del 90% del hidrógeno que se usa en los procesos industriales se genera a partir de la quema de combustibles fósiles. Claramente, se necesitaría buscar una alternativa más adecuada y benévola con el ambiente. Así empezamos a trabajar con unos catalizadores de autos, que fuimos modificando para convertir la mezcla etanol-agua y producir el hidrógeno. Lo que pasa es que genera, como co-producto, el CO2.
Lo interesante del etanol como materia prima es que, con el agua, vienen mezclados ya en los procesos de fermentación, entonces, uno podría usar la biomasa como recurso para hacer esta reacción catalítica de reformarlo y producir el hidrógeno. Ahí también se produce CO2, y uno no lo quiere emitir en el ambiente. De hecho, en todo este ciclo del hidrógeno, una cosa que nos preocupaba es que, aunque no se quiera, siempre se tiene el residuo final de la combustión, que es el CO2. Por eso, una de las cosas que nosotros proponemos en nuestro proyecto son materiales que se pueden poner en las chimeneas de las centrales para paliar los efectos nocivos que tiene la emisión de CO2 en la atmósfera. Cuando se queman esos combustibles líquidos, se libera nitrógeno y CO2. Ese CO2, en lugar de liberarlo, lo podríamos capturar.

- ¿Tienen la tecnología para hacerlo?
No la tenemos solucionada. Pero, por ejemplo, como parte de lo que veníamos haciendo, el año pasado pedimos un proyecto con otros grupos con los que tenemos colaboración de Italia y Alemania, y nos salió el proyecto que es de captura y conversión de CO2 a otros productos que son precursores de la industria química. La Argentina participa como tercer país, con lo cual, con mi grupo de trabajo, vamos a poder hacer intercambios y va a haber recursos económicos. Hay dos empresas de Europa que van a recepcionar los desarrollos que llevemos adelante.

- Es decir, se puede devolver ese CO2 a un proceso industrial.
Exactamente. No lo tenés que tirar necesariamente. El CO2 se usa en procesos como dióxido. La otra posibilidad es convertirlo a otro producto que tenga valor agregado.

- ¿Cuál es el rol de la nanotecnología en el proyecto?
Como casi todos estos materiales involucran una reacción entre un sólido y un gas, aumentar el área específica de lo que sería la cantidad de superficie expuesta a ese gas, que mejora las propiedades de la reacción química, tener materiales nanométricos es crucial. En todos estos materiales nosotros usamos nanotecnología.

- ¿En qué sentido?
Lo que tratamos de hacer es reducir los tamaños. Por ejemplo, en el caso del catalizador de la matriz, que hace de soporte de ese catalizador y después dispersa la fase activa, que es nanométrica, sobre ese soporte. Estos catalizadores, igual, son especiales, porque el soporte no es un simple espectador, sino que participa en la reacción catalítica. Nosotros tratamos de entender los mecanismos de la reacción porque, así, se puede rediseñar el material.
Otra cosa que empezamos a hacer es nanoconfinamiento. Usamos el esqueleto de una esponja, que es un carbón que tiene muy alta área específica, y dispersamos ahí un material que es capaz de capturar el hidrógeno. Eso es importante, por ejemplo, cuando uno piensa en una aplicación móvil. Además, necesitamos mejorar la conductividad térmica, porque los hidruros no son buenos conductores. Es decir, esas matrices sólidas, donde captura el hidrógeno, se convierten en un compuesto químico que se llama hidruro. El hidrógeno está enlazado químicamente y ese hidruro no conduce bien térmicamente. Como, en la captura y liberación de hidrógeno hay intercambios de calor, es necesario mejorar esos procesos. Nosotros los modelamos.

- ¿Considerás, como muchos, que el hidrógeno es la energía del futuro?
Estoy convencida que el hidrógeno es una de las energías que tendrían que incorporarse a la matriz mundial. Hoy, aparentemente no puede competir con las fósiles en costos, pero eso es porque nunca se considera el costo ecológico. Como ese lo van a vivir nuestras generaciones futuras, es cero. La gente tiene el petróleo incorporado. Creo que tienen que convivir, pero la quema de combustibles fósiles tiene que ir acompañada de no generar efectos sobre el ambiente. Con este proyecto, de alguna manera, a lo que nosotros apuntábamos era a tratar de poner un granito de arena a esto de contar con energías alternativas que cuidan el ambiente.
María del Pilar Assefh

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar