Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La democracia pierde popularidad en América latina

Un estudio advierte que el sistema democrático es defendido por poco más de la mitad de los habitantes de la región. La confianza en la república para solucionar los problemas cotidianos es aún más baja.

La democracia pierde popularidad en América latina

La democracia es una realidad anhelada por aquellos países que carecen de ella, sin embargo, una vez que se instaura, ¿es satisfactoria? El Latinobarómetro, encuesta que se aplica en 18 países de la región, midió el nivel de satisfacción y los números la escala fue menor que el año pasado (38%), alcanzando el 34%. Sin ir más lejos, estos índices parecen estar relacionados con el bajo desempeño económico que se viene sufriendo desde 2009, en una correlación bastante nítida con el deterioro del crecimiento que se fue registrando a partir del 2010. "Este indicador de satisfacción es de desempeño está estrechamente relacionado al funcionamiento de los gobiernos, e históricamente ha sido inferior al apoyo a la democracia", reza el reciente informe.

El "barómetro latino" permite observar de qué manera evolucionó la sociedad latinoamericana en cuanto a opinión pública en temas de políticas públicas como democracia, integración regional, seguridad, condiciones de vida, medioambiente, entre otros temas relevantes para la vida ciudadana. La iniciativa se encuentra a cargo de Marta Lagos, directora Fundadora desde 1995. El trabajo de campo se realiza cara a cara con una muestra entre 1000 y 1200 casos en cada país, es decir con un total de 20.000 encuestas exclusivas en la región.

Uno de los más sensibles quizás se trata de la democracia, la cual ya lleva cuatro años consecutivos marcando que el apoyo a la democracia no mejora, registrando una baja de dos puntos porcentuales desde 2015, llegando al 54% en 2016. Siendo este año uno de los puntos más bajos jamás registrados en el informe: la crisis asiática en 2001, cuando alcanzó el 48%; y en 2007 y 2016 con un 54%. El promedio general de países encuestados en apoyo a la democracia registró una baja de dos puntos con respecto al año pasado, Argentina se encontró dentro de los 5 países donde el apoyo aumentó. "La influencia del ciclo económico, y la debilidad de producir demócratas con el recambio intergeneracional, sino más bien con evidencia dura, serían algunas de las explicaciones por las cuales no se avanza en la construcción de mayores grados de democracia en la región", explica Lagos.

Libertad por orden, así lo vienen dando a entender el 48% de latinoamericanos desde 2004. El indicador de que hay que obedecer las leyes aumenta desde un 54% en 1998 a 65% en 2016. La demanda de orden a costa de la disminución de libertades se hace palpable en diez países de la región, tres países donde la demanda es similar, y cinco donde la libertad se encuentra por encima del orden. Por otro lado, la impresión que se tiene de los medios de comunicación, tiene a un 68% de los latinoamericanos con una "buena" o "muy buena" referencia acerca del papel que desempeñan, sobre un 25% que señala lo contrario. Ubicándose por debajo del promedio regional se encuentra Argentina (56%) junto con Perú, Chile, Venezuela y México.

La confianza interpersonal en América latina fue en descenso. Se trata de cifras mucho más bajas en los veinte años anteriores, siendo de apenas de un 17%. Siguiendo esta tendencia, la confianza en las instituciones fue menor en casi todos los organismos públicos, con excepción de la policía y las fuerzas armadas, registrándose algunos puntos por debajo del 2015. Lo que sí es sostenido y parece crecer año a año es la obediencia a las leyes, aumentando de 54% en 1998 a 65% en 2016, consecuencia de la adaptación al Estado de derecho produciendo un impacto positivo, "aunque de cambio muy lento", afirma Lagos.

Más notas de tu interés

Comentarios1
ramses2439 Villarreal
ramses2439 Villarreal 09/09/2016 08:41:00

POR FAVOR DEJEN OPINAR