La cotización de cheques abre otro canal de crédito

La aprobación, ayer, por parte de la Comisión Nacional Valores, de las reglamentaciones de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y de la Caja de Valores para la cotización de los cheques de pago diferido, abre un nuevo canal de importancia para el financiamiento de las empresas. Destinado básicamente a compañías pequeñas y medianas, proveedoras de grandes empresas que libran importantes cantidades de cheques, la iniciativa podría reducir, según calculan en el gobierno, más de un 50% el costo que tienen que pagar esas pymes cuando deben descontar uno de los documentos en el mercado. Contra un descuento de casi el 20% que sufren en las cuevas, las empresas podrían estar vendiendo sus cheques a una tasa del 8%. Claro que para que estas estimaciones optimistas se conviertan en realidad, la empresas libradoras deben adherirse al sistema. Conseguir la adhesión de las compañías es un desafío para los propios actores del mercado. De la decisión que pongan en la empresa dependerá que el mercado se convierta efectivamente en el lugar por excelencia para el financiamiento de las compañías. (Pág. 20)



Más de Impresa General

Noticias del día