SER REPARADA EN EL ASTILLERO R O SANTIAGO

La Fragata Libertad se pone a punto antes de partir

A la embarcación se le efectuará un mantenimiento general rutinario en el dique flotante de reparaciones navales

La Fragata ARA Libertad ingresó a la planta naval de Ensenada del Astillero Río Santiago (ARS), en donde se le realizará un mantenimiento general rutinario en el dique flotante de reparaciones navales previo al inicio de su trigésimo noveno viaje de instrucción que se llevará a cabo en el próximo mes de abril.

Entre los trabajos a llevar a cabo se destacan la verificación de casco, cordones de soldadura, remaches y pala de timón; carenado y pintado de casco; limpieza e inspección técnica de tanques de agua y combustible; mantenimiento de tuberías, válvulas e inspección de cableado y tensores.

La Libertad fue botada en el Astillero Río Santiago, hoy presidido por Lelio González Eliçabe, el 30 de mayo de 1956 y vuelve al astillero que la vio nacer, para que se le efectúe un mantenimiento general luego de la “Reparación de Media Vida realizada entre 2004 y 2006.

La embarcación -noveno buque de la Armada Argentina- asume habitualmente en su viaje de instrucción la misión de completar la formación profesional de los guardiamarinas, contribuyendo al incremento de sus conocimientos marítimos y su acervo cultural, e integrarlos a la vida en el mar, además de fomentar las relaciones navales internacionales.

Según informaron desde el astillero, “la llegada de este buque emblemático al astillero se da en el marco de la política impulsada por el gobernador Daniel Scioli para que el ARS recupere su capacidad productiva y pueda desarrollar la máxima competitividad en momentos de gran demanda de buques en el mundo .

“Estoy seguro de que los mejores años se vienen para el astillero y atrás van a quedar esas épocas de incertidumbre, que por la falta de competitividad y de voluntad política para respaldar a la industria naval sufrieron los trabajadores y sufrió el país , aseguró el gobernador, durante el reciente acto de bautismo y botadura del buque granelero Casanna, el número 75 efectuado por el organismo naviero provincial que concentra el 80% de la capacidad de construcción de los buques del país.

La botadura del Cassana (ver edición del 23 de enero) marcó la última etapa de realización de una serie de cinco barcos de idénticas características (Calanda, Alpina, Maloja y Madrisa) que se hicieron para la empresa alemana Wilhelm Finance INC.

Entre los trabajos que se llevarán a cabo a partir de este año, además de la construcción de dos buques petroleros para la República Bolivariana de Venezuela, se realizarán Patrulleras Oceánicas Multipropósito (POM) para la Armada Argentina, tres buques de apoyo para plataformas petroleras para los Emiratos rabes y la reparación del Rompehielos Irizar.

El astillero provincial emplea actualmente a más de 2.700 operarios, en su mayoría de la zona de Ensenada, Berisso y La Plata, y ocupa 39 hectáreas.

Otras pruebas

A principios del año pasado, la Fragata partió del ARS con el objetivo de llevar a cabo la “prueba de mar y verificar los distintos sistemas que hacen a la navegabilidad del buque, antes de que fuera entregado a la Armada Argentina.

La prueba de mar duró tres días y se concretaron distintas pruebas como la de resistencia, donde el buque alcanza durante tres horas su velocidad máxima y se verifica el timón y las anclas en una prueba de fondeo. Además, se navegó a vela para probar el sistema de velamen. En aquella ocasión, la tripulación estuvo formada por ingenieros y personal técnico del ARS, por personal de la Armada y especialistas que proveyeron el motor principal y la planta propulsora del buque.

Los trabajos de reparación que se realizaron en el astillero son llamados “de Media Vida y, entre otros puntos, incluyen la reparación integral del casco, tanques y estructuras internas; recuperación integral de la cubierta principal; cambio total de la planta propulsora y de todas las máquinas auxiliares.

Además, se efectuó un recableado de todo el buque, incluyendo el cambio de tableros principales y auxiliares; recambio total de las tuberías de los sistemas; reparación y modernización de habitabilidad del buque destacándose la adaptación para la tripulación femenina, tanto de cadetes como de personal subalterno.

Noticias del día