SÓLO SI EL RITMO SE MANTIENE, SE SUPERAR LA CRISIS

La Argentina podría crecer 6% en 2004

La evolución de la economía argentina confirma su recuperación y, según un informe publicado por la Fundación Capital, hace posible prever una expansión del 5,7% del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2004. No obstante, asegura el documento, recién en el 2005 se sabrá si la reactivación logró convertirse en crecimiento alto y sostenido, imprescindible para remediar la crítica situación social y económica que atraviesa nuestro país.

Este año cerrará con un crecimiento de 7% (primer alza del PIB luego de cuatro años consecutivos de caída), explicado en un 70% por el factor trabajo (aumento del empleo, excluyendo Plan Jefes, de 5%, y recomposición de los salarios reales) que se tradujo en un fuerte aumento del consumo privado, el verdadero motor económico del 2003. Asimismo, asegura el informe, teniendo en cuenta el ritmo económico actual, es muy probable una expansión mínima de 5,7% del PIB durante el año próximo.

Para la Fundación Capital, hasta ahora el gobierno ha actuado con criterios “gradualistas , que arrojaron buenos resultados inmediatos, pero que “mantienen incertidumbre en el largo plazo . Es que aún deben resolverse el paso de un superávit primario transitorio y sustentado en impuestos distorsivos que representan el 4% del PIB a uno permanente donde se eliminen gradualmente los tributos ineficientes; la reestructuración definitiva de la deuda con una quita aceptada y una probada capacidad de pago; la reformulación de los contratos de servicios públicos, y la reestructuración del sistema bancario, solucionando el problema de la salida continua de capitales para fortalecer los créditos de más larga maduración. Otros asuntos, como un acuerdo sólido con el Fondo Monetario Internacional para los próximos años y nuevos flujos de inversión hacia los sectores que se encuentran al límite de su capacidad instalada, determinarán la evolución futura de la economía argentina.

Se trata de cuestiones estructurales, afirma el informe, y su solución es necesaria para determinar, cuando se agoten los recursos que impulsan la reactivación en el 2005, si es que se logra alcanzar el crecimiento económico prolongado, necesario para resolver la situación social, donde el 50% de los argentinos es pobre, el 25% es indigente y 40% de la población económicamente activa tiene problemas de desempleo.

Según un ejercicio realizado por la Fundación Capital, un crecimiento sostenido del producto de 6% como mínimo, traerá resultados favorables, como una inversión neta positiva en 2004 y una tasa de desempleo de un dígito en 2007. Para ello, asegura el informe, el Gobierno debe mantener el ritmo gradualista, “sujeto a la racionalidad económica que exige la restricción social y fiscal .